Compañías sustentables

Mendoza ya tiene 17 firmas de triple impacto certificadas como "empresas B" y listas para exportar

Tienen la meta de proteger el ambiente y controlar el impacto social y ambiental de las industrias. Hay bodegas, restoranes y embotelladoras de agua

El movimiento global Sistema B, que surgió en Estados Unidos hace más de 20 años, motiva a las empresas a construir una nueva economía en la que los valores y la ética generen soluciones colectivas, cuiden el medio ambiente y controlen el impacto social de las industrias. En Mendoza ya hay 17 firmas que lograron la certificación de "empresas B", entre las que se cuentan 6 bodegas, restoranes y una embotelladora de agua mineral.

Tal es el movimiento y el desarrollo de esas empresas en estas tierras, que en total ya emplean a más de 1.000 trabajadores directos.

Contar con esa certificación les abre no sólo las puertas de la exportación, porque cada vez más Europa, Estados Unidos y Canadá privilegian adquirir productos con esa calificación; sino que también los posiciona en el mercado interno, porque hay diversos Estados que también las priorizan. En la provincia, por ejemplo, la comuna de Ciudad sacó una ordenanza para que tengan preferencia en las compras públicas.

Este jueves la directora ejecutiva de Sistema B en Argentina, Mariana Arias, resaltó las experiencias de las firmas mendocinas que ya tienen esa certificación.

"En la Argentina hoy somos 226 empresas B y en Mendoza hay 17. No estamos hablando de modas. Realmente hay una evolución que tiene que ver con la misma evolución de la economía. No es que se certifica un proceso o una parte del negocio, sino que se lo hace con el negocio completo y su impacto general en la gobernanza, en el ambiente, en el cliente, en la comunidad", explicó Arias, y remarcó que la idea es que ese sello se vuelva global.

►TE PUEDE INTERESAR: Tres amigos fundaron una empresa que recicla 1,5 toneladas de basura para crear madera plástica

Bodegas, restoranes, embotelladoras de agua y capacitaciones de la UNCuyo

Entre las empresas B que ya funcionan en Mendoza aparecen la bodega Lagarde, las empresas del Grupo Broda y la embotelladora Villavicencio. Es más, el movimiento tiene un crecimiento tal que la misma UNCuyo incorporó una orientación sobre empresas de triple impacto en la carrera de Administración de Empresas.

En la reunión contaron sus experiencias Sebastián Barbosa, gerente general de Lagarde, y Martín Barbera, uno de los referentes del Grupo Broda.

"En una reunión reciente encontrábamos en una botella de 1985 que en la contraetiqueta marcaba que ese vino estaba hecho con uvas orgánicas y caíamos en la cuenta de que la transformación hacia una empresa B había arrancado en aquellos tiempos. Ese pudo ser el inicio de un trabajo que apuntó a combinar el desarrollo económico con el cuidado del ambiente", marcó.

Por su lado, Martín Barbera repasó el inicio de sus restoranes y cómo evolucionaron en prácticas de sostenibilidad y gestión de residuos.

Cuáles son los beneficios de tener la certificación de "empresas B"

  • Apoyo técnico para conquistar la mejora continua.
  • Espacios de difusión y visibilización.
  • Capacitaciones e instancias de intercambio permanente.
  • Atracción de talentos: cada vez son más las personas que prefieren trabajar en empresas B.
  • Mejoras en su capacidad de enfrentar y sobrevivir a las crisis (se convierten en resilientes).
  • Conexión e intercambio constante con otras empresas B (venta de productos y servicios B to B).

Temas relacionados: