Como ocurrió con el abrupto fin de la cosecha en marzo, se repiten ahora los problemas con los trabajadores golondrina que en aquella oportunidad no lograban salir de la provincia para retornar a sus lugares de origen y ahora no consiguen la autorización para ingresar a Mendoza a trabajar. Y mientras ello ocurre están varados en la ruta, en el límite entre San Juan y Mendoza en condiciones precarias. Son cerca de 100 -al menos hasta este martes por la tarde- las personas en esta situación, en la que están involucradas familias enteras, con mujeres y niños.

Se trata de cinco colectivos procedentes del Norte del país de los cuales uno debió retornar por no contar con la documentación correspondiente y no cumplir con los protocolos sanitarios establecidos en relación con el coronavirus.

Te puede interesar...

Uno de los choferes de esos micros contó que no los dejan ingresar a Mendoza porque les piden un certificado del Ministerio de Trabajo. En Radio Nihuil, Antony aseguró que hay niños en los micros, que no tienen comida y se les acabaron las reservas de agua que tenían. Agregó que se acercó dos veces el intendente sanjuanino de San Carlos. "Nos tienen en medio de la nada.La gente viene de Orán, La Quiaca y Tucumán. Nos ha contratado una empresa, una finca de San Carlos".

También por Radio Nihuil habló Alejandro Zlotolow, subsecretario de Industria y Comercio de la provincia, quien indicó que "hasta ahora 19 de esos trabajadores ya han regularizado su situación y pueden entrar a Mendoza". Recordó el funcionario que la resolución publicada en el Boletín Oficial determina una serie de pasos que se deben cumplir. Entre los requisitos se exige que el trámite lo inicie el productor o dueño del emprendimiento que contrata a los trabajadores con la documentación que asegure que no hay presencia del virus, que se verifiquen las condiciones de habitabilidad y sanitarias de los lugares en los que pernoctarán, que tengan pasaje de regreso y que se les dé vista a los intendentes de las zonas en las que van a cumplir sus tareas.

Zlotolow explicó que ya han ingresado 300 trabajadores golondrina a la provincia con toda la documentación requerida y que otras 500 personas de Mendoza se emplearon en la cosecha.