Capacitación tecnológica

Las Heras fomenta la agricultura hidropónica

La Municipalidad de Las Heras realiza una capacitación a productores en la utilización de tecnología para emplear en la agricultura hidropónica

Por UNO

Para potenciar la producción del sector ganadero y agropecuario del departamento, incorporando tecnología e innovación, el municipio de Las Heras inició esta semana un curso de capacitación sobre agricultura hidropónica. Mediante el desarrollo de herramientas tecnológicas, la comuna busca apoyar el crecimiento local y el autoempleo a través del sistema de forraje verde hidropónico automatizado, único en la provincia. Se inscribieron agricultores de todo el país.

Esta capacitación está dirigida a productores ganaderos con experiencia y a emprendedores agropecuarios en general para fomentar esta novedosa técnica sustentable y ecológica de producción de alimento para animales de granja (bovinos, equinos, ovinos, caprinos, porcinos, conejos, gallinas).

Seguir leyendo

Los participantes aprenden con el uso de tecnología única en Mendoza, creada exclusivamente para este curso, sobre el cultivo de todo tipo de semillas en invernaderos controlados por un software adaptado para el desarrollo del forraje hidropónico.

HIDROPONIA-EN-LAS-HERAS-4.jpg
La Municipalidad de Las Heras realiza una capacitación a productores en la utilización de tecnología para emplear en la agricultura hidropónica.

La Municipalidad de Las Heras realiza una capacitación a productores en la utilización de tecnología para emplear en la agricultura hidropónica.

Este software creado para la capacitación en forraje hidropónico otorga más beneficios a este sistema de cultivos, al eliminar el grado de error humano, disminuir los costos y agilizar los tiempos de producción.

Este tipo de sistemas de cultivos, sea para la ganadería o para consumo humano, es una alternativa a la agricultura tradicional, ya que no utiliza tierra ni grandes espacios para su siembra y producción, pudiendo tener un invernadero en el patio de la casa.

La hidroponía, si se lo compara con un cultivo tradicional, reduce hasta un 80 y 90 por ciento el consumo de agua y se evita la aplicación de fitosanitarios. A su vez, este tipo de cultivos tienen más capacidad de concentración de vitaminas y minerales. Es decir, el cultivo crece siempre porque nunca se ve estresado por factores adversos, lo que le da una mayor eficiencia en el aprovechamiento de los recursos naturales, posibilitando la producción en zonas no aptas para cultivos.

Esta propuesta de la Municipalidad de Las Heras forma parte de las políticas de desarrollo de la economía local con el propósito de fomentar la economía del conocimiento 4.0 y las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), brindando y generando procesos tecnológicos en beneficio del emprendedor lasherino.

El intendente de Las Heras, Daniel Orozco, destacó: “En tiempos de pandemia, la agricultura hidropónica es una alternativa muy válida para la economía familiar y para el crecimiento de nuestros productores y emprendedores lasherinos, donde el autoempleo que esta actividad económica genera, forma parte de nuestras políticas de desarrollo local”.

Diego Malnar, vecino del barrio Ujemvi que creó un emprendimiento de producción de lechugas que hoy vende a comercios de todo el departamento y ahora participa de la capacitación expresó: “Mi familia es metalúrgica, y en el comienzo de la pandemia nos vimos afectados en el trabajo de 15 años que veníamos generando, por lo que empezamos a buscar en la agricultura hidropónica nuestra salida laboral”.

“Sin ser ingeniero agrónomo, cualquier persona puede meterse en la producción de este sistema de cultivo. Hoy por hoy tengo la felicidad de decir que puedo hacer mi lechuga y venderla a un año de haber empezado. Feliz de compartir este trabajo familiar”, dijo este emprendedor lasherino que se inscribió al curso de capacitación para aprender sobre el uso de tecnología 4.0 que el municipio aplica para la agricultura hidropónica.

Las capacitaciones presenciales sobre hidroponía se realizan en la sede de la ONG Jucum, en El Borbollón, que brinda sus instalaciones para el invernadero donde los inscriptos se forman, también se dictan clases virtuales. La Universidad de Congreso capacita y certifica a los participantes.