Diario Uno > Economía > Bancos

En seis meses de pandemia cerró más de una sucursal bancaria por día

En marzo del año pasado había 4.813 sucursales bancarias, contra 4.599 que quedaron en septiembre pasado, el último dato relevado por el Banco Central, lo que marca una merma de 214 sucursales

La cuarentena que impuso la pandemia por el coronavirus produjo fuertes cambios en el sector bancario: en marzo del año pasado había 4.813 sucursales bancarias, contra 4.599 que quedaron en septiembre pasado, el último dato relevado por el Banco Central, lo que marca una merma de 214 sucursales contando entre todas las entidades bancarias que operan en el país.

De acuerdo con la información oficial del Banco Central también se cerraron algunos cajeros automáticos y fue significativo el aumento de terminales de autoservicio. En los seis meses relevados se desactivaron sólo 13 cajeros automáticos pero fue sensible el aumento de las terminales de autoservicio, que subieron de 7.594 a 8.282. Es decir que en medio año se instalaron en todo el país 688 terminales más. Este aumento de las terminales de autoservicio donde se pueden hacer gran cantidad de trámites que antes sólo se podían hacer por ventanilla o por mostrador, ha suplido al menos en parte, el cierre físico de sucursales.

Te puede interesar...

También se redujeron empleados

También se redujo la cantidad de empleados: de 106.012 personas en marzo de 2020, a 104.696 en setiembre pasado, un achique de 1.316 empleados. Si bien no se han producido despidos porque están prohibidos en el contexto de la pandemia se han abierto retiros voluntarios o se han abierto propuestas tentadoras a quienes están con edad más avanzada, a tres o cuatro años de jubilarse.

Según detalla el diario El Cronista, en el Banco Central admiten que recibieron pedidos de fusiones y cierre de sucursales. Mientras se esté bajo las consecuencias de la pandemia no hay condiciones para cerrar sucursales pero las entidades bancarias solicitan la fusión de aquellas que estén físicamente cerca y el Central se las aprueba.

Una recorrida por los principales bancos del sistema arroja que existen condiciones diversas. Están aquellos que venían de un proceso de adquisiciones de entidades y que ya previamente a la pandemia ya estaban reconsiderando la extensión de su red duplicada en varios puntos estratégicos y onerosos. En el fondo, lo que también está claro es que el proceso de ampliación de cartera a través de la expansión geográfica de la red quedó a la deriva. Los bancos niegan hablar de cierres, sino de "unificación" de sucursales.

La estimación que se hace desde el propio sector de los banqueros es que sobran 30% de las sucursales y faltan 50% de terminales de autoservicio. Esta es la forma de compensar el cierre puntos de atención física, instalar cajeros y terminales de autoservicio. Cada sucursal que se cierra implica que hay que despedir a los bancarios, por lo cual sobran entre 10.000 y 15.000 bancarios", estima un ex banquero.

Dada la fuerte tendencia a la digitalización de los trámites bancarios se estima que todos los bancos tienen pedidos para poder cerrar más sucursales, ya que el Central debe dar el visto bueno.

Lo cierto es que el achique de sucursales bancarias no es algo exclusivo de la Argentina: "Es una tendencia global; la pandemia aceleró la digitalización", advierte Marcos Buscaglia, director de Alberdi Partners.