El alza superó el 10% y esperan más

El sector de la carne justificó las fuertes subas y alertó por la situación de las empresas

Ya se registra un incremento promedio del 10% y todavía hay otro 20% que se viene demorando en el precio final de las carnes, explicó referente de los frigoríficos mendocinos, Jose Rizzo

Por UNO

El presidente de la Cámara de Abastecedores de Carne de Mendoza, José Rizzo, reconoció los aumentos en las carnes y explicó que la situación es complicada en el mercado y en las empresas. Los valores de mostrador venían estancados durante los últimos meses. Este martes también subieron los combustibles en Mendoza.

Ya se registra un incremento promedio del 10% y todavía hay otro 20% que se viene demorando en el precio final de las carnes, explicó referente de los frigoríficos mendocinos.

“El mercado tenía una buena oferta por la sequía, ya que toda la hacienda se confinó en los feedlot (un sistema intensivo de engorde acelerado de los animales, los que se encuentran encerrados en corrales) pero ahora dejó de haber mucha oferta por falta de reses y el impacto que tuvo el nuevo precio del dólar maíz, que generó que engordar sea un negocio pésimo”.

carnes (1).jpg
Entre los mayores aumentos de los primeros días del año estuvo el del precio de la carne.

Entre los mayores aumentos de los primeros días del año estuvo el del precio de la carne.

►TE PUEDE INTERESAR: Se renueva el cupo de dólar ahorro pero más caro y con millones de inhabilitados

El ganado mostró el viernes pasado una fuerte suba, el viernes subió 15% en el último remate. “Hay retracción en la oferta, nadie quiere vender”.

Sobre la proyección de los precios Rizzo dijo que “vamos a tener una mercado que se va a acomodar a la inflación. Se ha agotado el stock y el aumento del precio del maíz es determinante en la producción”. Aclaró que esta situación se dará en todas las carnes.

Detalló que en su sector vienen sufriendo “el incremento de la luz, de los alquileres, de los sueldos, combustibles y distribución. Y al no tocar el precio de las carnes nos hemos quedado resignados en el margen”, argumentó en una entrevista en Primeras Voces de Radio Nihuil.

Reconoció que al subir el precio de las carnes repercutirá en una retracción en el consumo y va a generar “un achique de gastos que vamos a tener que hacer forzosamente”. Ese achique se puede dar en las plantilla de los frigoríficos: reducción de personal o cantidad de horas extras.

►TE PUEDE INTERESAR: Se oficializó el aumento para las empleadas domésticas y será en tres tramos