Para abrir mercados

El aceite de oliva de Mendoza quedó a un paso lograr el preciado sello de "denominación de origen"

El Consejo Nacional de Identificación Geográfica certificó las características del aceite de oliva virgen extra de Mendoza y a pedido de los empresarios de Asolmen aconsejó al ministro de Agricultura, Julián Dominguez, que avale el sello de origen. Es inminente el decreto

Por estos días lo productores olivícolas mendocinos tratan de calmar la ansiedad, aunque todos los días revisan las publicaciones del Boletín Oficial Nacional. Es que de un momento a otro debería publicarse ahí el decreto del ministro de Agricultura de la Nación, Julián Dominguez aceptando el pedido de identificación geográfica del aceite de oliva virgen extra de Mendoza.

Ese sello de calidad que identifica un producto como originario de un territorio cuando determinada calidad u otras características del producto son atribuibles fundamentalmente a su origen geográfico, les insumió a los mendocinos un trabajo de más de 4 años. Desde el 2018, la Asociación Olivícola de Mendoza (Asolmen) comenzó los trámites para conseguirlo y en medio del largo camino hubo análisis, pruebas, investigaciones, controles, catas y certificaciones.

En defensa del aceite de oliva

Después de todo ese trabajo en el que se involucró el Instituto de Desarrollo Rural (IDR), el INTA, el INTI, las facultades de Ciencias Agrarias y de Ciencias Económicas de la UNCuyo y el panel de cata de esa universidad, se pudo llegar a que el pasado 17 de mayo los productores de Asolmen lograran defender las características del aceite de oliva virgen extra y ratificar el pedido del sello de origen ante el Consejo Nacional de Identificación Geográfica que depende del ministerio de Agricultura. Luego de eso, ese consejo le sugirió al ministro Domínguez aceptar el pedido de los mendocinos.

Resolución aceite de oliva prohibido por la ANMAT.jpg
Aceite de oliva de producción local.

Aceite de oliva de producción local.

"La certificación es inminente y lo que falta es sólo una formalidad de que se publique el decreto de Dominguez porque hemos podido probar que el aceite de oliva virgen extra de Mendoza tiene características químicas y organolépticas que lo hacen distintivo y que no tienen los aceites de otras zonas olivícolas. Ese sello de identificación geográfica es clave, porque hoy el consumidor busca productos que le den certezas de la calidad de lo que consume", contó, expectante de que llegue esa certificación, Armando Manzur, el presidente de Asolmen.

"Es un valor agregado para el aceite de oliva que se produce acá y una apuesta a futuro. El sello de identificación geográfica da garantías de calidad hoy los países productores se miden en la cantidad de sellos de IG que tienen porque eso los posiciona como marca. A eso aspiramos, aunque la repercusión económica tarde en verse, esto no deja de ser una medalla para la olivicultura mendocina", coincidió Gabriel Guardia, gerente de la aceitera Laur, que en el 2021 trepó al 1° puesto del EVOO World Ranking que elige anualmente a las 100 mejores olivícolas del mundo.

►TE PUEDE INTERESAR: Coto busca empleados y ofrece sueldos de más de $350.000: cómo postularse

Qué aceite y de qué departamentos

Ya en febrero último los aceiteros recibían un adelanto que consideraron una buena noticia. El titular de la Secretaría de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional, del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Gustavo Contigiani, publicaba en el Boletín Oficial la solicitud administrativa de los mendocinos

“El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, a través de la Secretaría de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional, publica la solicitud administrativa de reconocimiento (…) para la Indicación Geográfica (IG) Aceite de oliva Virgen Extra de Mendoza con el propósito de promover, defender y proteger la actividad y el sistema de producción; siendo la tipificación de este aceite definida por las siguientes características: – Aceite de oliva Virgen Extra, proveniente de aceitunas cultivadas en la zona delimitada y procesada en la misma zona”. “El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, a través de la Secretaría de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional, publica la solicitud administrativa de reconocimiento (…) para la Indicación Geográfica (IG) Aceite de oliva Virgen Extra de Mendoza con el propósito de promover, defender y proteger la actividad y el sistema de producción; siendo la tipificación de este aceite definida por las siguientes características: – Aceite de oliva Virgen Extra, proveniente de aceitunas cultivadas en la zona delimitada y procesada en la misma zona”.

Aceite de oliva 2.jpg
La materia prima mendocina.

La materia prima mendocina.

Según esa publicación oficial, el área delimitada para la Identificación Geográfica incluye al aceite que se produce en Lavalle, Las Heras, Luján de Cuyo, Maipú, Guaymallén, San Martín, Junín, Rivadavia, Santa Rosa, La Paz, Godoy Cruz, San Rafael y General Alvear .

"La identificación geográfica no es para todo el aceite que se produce en la provincia, sino para el virge extra y que se produce en determinadas zonas en donde se testearon también las aceitunas. Entre las características que se exigen es que tenga entre el 20 y el 50% de Arauco, que tenga 0% de defectos en los paneles de cata. Están exceptuados los olivares de Malargüe y el Valle de Uco porque no hay datos comprobados de la producción en cantidad y calidad que tienen", explicó Alfredo Baroni, coordinador técnico del Instituto de Desarrollo Rural, y uno de los impulsores de este sello de calidad.

El Gobierno está tan pendiente de que los aceiteros logren este sello, que ya definieron una partida para promocionarlo una vez que se oficialice. "Este tipo de novedades corren muy rápido y se valoran automáticamente en el mercado internacional, pero hay que promocionarlo en el mercado nacional. Por eso ya tenemos previsto una partida de $10 millones del Consejo Federal de Inversión para difundirlo en el país", ratificó Baroni.

Planean un programa provincial de turismo olivícola

Ante la cercanía de conseguir este sello de calidad para el aceite de oliva virgen extra, en el Ministerio de Economía, en conjunto con su par de Turismo, ya delinean un programa provincial que promocione el turismo olivícola, con la mira en que en un futuro cercano se convierta en un atractivo similar al turismo enológico.

"En la feria agroactiva de Santa Fe de este jueves me reuní con la secretaria de Economía Regional de la Nación, Yanina Yalungo, quien me confirmó que el decreto de la identificación geográfica para nuestro aceite de oliva no demoraría más de 2 semanas. Por eso ya estamos trabajando en un programa provincial de turismo olivícola que hoy ofrecen algunas empresas, pero con la idea de implementarlo en toda la provincia", contó Valentina Navarro Canafoglia, directora de Agricultura de Mendoza.

La funcionaria que lideró el stand de Mendoza en esa feria santafesina, se encargó de promocionar allí los aceites de oliva que se producen en la provincia y desde aquella provincia dio algunos detalles de cómo planean promocionar esa producción oficialmente.

"Con Marcelo Reynoso (Director de Calidad y Servicios Turísticos) estamos delineando un programa que ponga a la producción olívicola a la par del turismo enológico. La producción olivícola en la provincia es tradicional, y en varios lugares los olivares crecían a la par de los viñedos, por eso queremos recuperar eso en la promoción turística, y que esa promoción sirva para valor ese sello de calidad, y también para abrir las aceiteras al turista", concluyó Navarro.

Las características que se exigirán para tener el sello de calidad

Según la publicación en el Boletín Oficial, el aceite mendocino que va a recibir el sello de origen deberá tener:

  • Alto contenido de ácido oleico otorgado por la latitud de cultivo y el clima mediterráneo.
  • Presencia de la variedad típica de la zona, arauco, con un mínimo de 20% y un máximo de 50% de variedad arauco, pudiendo aparecer como variedades complementarias la frantoio, arbequina, farga, coratina, picual y corneiki, todas ellas presentes en la zona delimitada.
  • Perfil sensorial: frutado intenso, con otros atributos positivos como el amargo y picante de intensidad media-alta y 0 defectos. Con cuerpo, pesados y gruesos a la boca. En nariz se destaca por un frutado ligero, ausencia de defectos.

Analíticamente

  • Contenido oleico mayor a 60%.
  • Acidez menor a 0,6%.
  • Polifenoles totales: mayor a 100 ppm.
  • Peróxidos: menor a 12%

Temas relacionados: