Diario Uno Economía Dólar blue
Dólar blue

Dólar en tensión: los datos clave que mira el Gobierno

Tras una semana en la que la cotización del dólar blue se disparó, se encendieron todas las alarmas en el Gobierno. En la previa de las elecciones, apuestan a la contención

Por UNO

(Editado por Sara González) Tras una semana en la que la cotización del dólar blue se disparó, luego de unos meses de calma, se encendieron todas las alarmas, no solo en los mercados, sino también en los despachos oficiales del Gobierno nacional.

Venía subiendo lento de a $1 por día, y en dos jornadas avanzó $8. Saltando de cuatro en cuatro, el viernes llegó a $174. El lunes, bajó $1 y ayer martes bajó $3.

Seguir leyendo

Cuando el dólar se recalienta impacta directamente o indirectamente en todos los sectores de la economía y en los meses previos a las elecciones legislativas previstas para septiembre, eso es un efecto indeseado que el Gobierno se esfuerza por contener.

Desde el Gobierno nacional se sostiene que hay poder de fuego suficiente en el Banco Central para controlar los respingos y "preservar la estabilidad cambiaria".

De esta idea se agarró el ministro de Economía, Martín Guzmán días atrás cuando dijo que después de las elecciones no habrá devaluación.

martin-guzman.jpg (TELAM)
El ministro de economía de la Nación Martín Guzmán tiene un gran desafío para este año 2021, buscando trazar un plan económico que frene la inflación y detenga la salida de dólares al exterior, frente a las elecciones de octubre próximo.

El ministro de economía de la Nación Martín Guzmán tiene un gran desafío para este año 2021, buscando trazar un plan económico que frene la inflación y detenga la salida de dólares al exterior, frente a las elecciones de octubre próximo.

La certeza del ministro está apoyada en algunos datos que el Gobierno mira de cerca y que le permiten asegurar que el Banco Central tiene “poder de fuego” para “preservar la estabilidad cambiaria”. Tiene acumulación de reservas, el precio de los commodities a nivel internacional que asegura ingreso de dólares, las regulaciones cambiarias y la cantidad de títulos disponibles para intervenir en el mercado financiero son algunos de los aspectos que permiten defender la política cambiaria oficial, una de las anclas anti-inflacionarias de este 2021.

Hay reservas

Entre diciembre de 2020 y junio de 2021, el Banco Central acumuló reservas 7 meses consecutivos y realizó compras netas por alrededor de U$S 6,97 millones. Esto le permitió a la autoridad monetaria elevar el nivel de reservas total.

Entran dólares de la soja

Parte de esta acumulación de reservas fue posible, explican en el Gobierno, por el precio internacional de los commodities, que fortalecen el superávit comercial y el robustecimiento de las arcas del Central. En el caso de la soja, la oleaginosa llegó a superar los U$S 540 por tonelada, su máximo valor desde 2014. Este repunte de las cotizaciones se ubica entre un 50% y un 60% por encima de los niveles que tenían en junio del año pasado en el caso de la soja y el maíz.

Se acomodó la deuda

La deuda es otro aspecto que, según la administración nacional, también aporta al “poder de fuego” del Banco Central. La descompresión se logró, aseguran, gracias al canje con los privados y también al acuerdo parcial con el Club de Paris.

Férrea política de control cambiario

Otro de los aspectos que también aporta mayor estabilidad para preservar el tipo de cambio son todas las regulaciones cambiarias, dicen en el Gobierno. Además de los férreos controles sobre las empresas, se mantiene control sobre la compra de moneda extranjera para las personas físicas.

Así, se limitó el acceso de las personas físicas a un monto máximo de U$S 200 mensuales, y se impidió al mismo tiempo a beneficiarios de los programas implementados por el Gobierno como paliativo de la pandemia, como el IFE o el cobro de parte del salario vía ATP o Repro. La compra de billetes tuvo un marcado descenso desde la última parte de 2020.

dolar blue.jpg

Títulos y papeles financieros a la mano

La tenencia de títulos en dólares, por su parte, asciende a U$S 5.300 millones. Este es el margen que el Banco Central tiene disponible ante eventuales presiones sobre la cotización del tipo de cambio. Este respaldo engrosa la confianza de la entidad para responder ante situaciones de volatilidad.

¿Todo esto alcanzará?

La gran pregunta final es si todas estas herramientas serán suficientes para contener los saltos del dólar blue.

El mercado del blue es muy chico en comparación con el volumen que se opera por los canales formales, pero es altamente influyente en las expectativas y es muy susceptible a los contextos. Y en un contexto de elecciones los antecedentes argentinos marcan que la moneda verde siempre termina subiendo. Ese es el análisis en el que coinciden todos los especialistas.