Diario Uno > Economía > Dólar

Conviene, ¿el plazo fijo tradicional o el atado al dólar?

El nuevo plazo fijo en pesos atado al dólar, llamado "dólar linked", es una de las novedades del Central para evitar que los ahorristas corran al blue

Al plazo fijo tradicional se le sumó una nueva alternativa ideada por el Banco Central de la República Argentina: el plazo fijo en pesos atado al dólar, llamado dólar linked. ¿Qué es mejor para proteger los ahorros?

Además del plazo fijo tradicional, el nuevo dólar linked (que fue autorizado por el Central pero que depende en su aplicación de la voluntad de los bancos) se suma como una herramienta para que los ahorristas se vean tentados a dejar de usar su cupo de 200 dólares, y después venderlo al blue en muchos casos, y recurran a un plazo fijo pero atado al dólar, es decir que los pesos depositados se actualicen en base a la suba de la moneda extranjera.

Te puede interesar...

Cuáles son las características de cada instrumento: iProfesional hizo un repaso por ellas y brinda recomendaciones a los ahorristas.

Plazo fijo tradicional

Las restricciones cambiarias y los cambios en las tasas hicieron que sea una propuesta muy tentadora para los que tienen algunos pesos guardados. Es uno de los instrumentos preferidos de los clientes bancarios, dice iProfesional.

El BCRA modificó las tasas de rendimiento mínimo del plazo fijo desde abril para que no pierdan con la inflación, el gran flajelo de la economía argentina. Así, el piso de tasa para los minoristas es de 33,06% y para los mayoristas, 30,02%. Lo que implica rendimientos mensuales de 2,75% y 2,5%, respectivamente.

Cuál es el problema: los especialistas creen que los precios se irán ajustando y que la expectativa para los meses que vienen no es la mejor. Hoy la tasa está "empatada" con la inflación pero en lo sucesivo, si el BCRA quisiera incentivar los plazos fijos tradicionales en pesos deberá volver a aumentar la tasa, indica Martín Kalos, director de Epyca Consultores.

La ventaja del plazo fijo tradicional es que el plazo es mínimo: 30 días, lo que en un mercado como el argentino es clave.

"En definitiva, hoy, los plazos fijos, más que como instrumento de ahorro, se usan para planificar el flujo de caja en muchas empresas. Para ellas, quizá, es preferible tener certeza sobre el flujo de pesos que van a recibir en un plazo fijo, aunque no sea el mejor negocio en términos de tasa de interés real", explica Kalos.

Plazo fijo en pesos atado al dólar (dólar linked)

El dólar linked es un incentivo que autorizó el Banco Central el jueves pasado para que los bancos salgan a captar pesos. Se trata de un nuevo plazo fijo en pesos pero atado a la variación del dólar oficial.

Por ahora es solo una autorización del Central, resta que los bancos definan cómo van a diagramar sus ofertas y si lo van a hacer o no. Además, resta definir los detalles de la herramienta.

El BCRA hizo el anuncio pero no determinó por ejemplo el plazo, qué tipo de cliente podría constituir este plazo fijo, si habrá alguna tasa adicional además del ajuste del dinero a la devaluación.

En principio parece ser un instrumento para aquellos ahorristas que quieran cubrirse de una devaluación del dólar. Es decir, que no quieran que sus pesos pierdan valor ante los aumentos del dólar oficial.

Lo que estima el Gobierno es que el dólar oficial seguirá subiendo y espera así acortar la brecha con el dólar blue, lo que haría más atractivo este tipo de plazo fijo.

Martín Kalos sostuvo que un plazo fijo atado al dólar "permite al ahorrista no preocuparse en la medida en que crea que el dólar oficial va a subir más que la tasa de interés que le proponen. Ése es el cálculo, en definitiva".

El economista considera que esta alternativa sería interesante para empresas que tienen que calzar un pago en dólares a futuro que se realiza al tipo de cambio oficial.

"Por ejemplo, una importación. Si hoy tiene los pesos para pagar una importación dentro de 3 meses, en vez de demandar los dólares hoy, podría no hacerlo y ponerlos en un plazo fijo dólar linked. Quizá, según como sea la oferta concreta, no sólo esté atado a la variación del dólar sino que también pague alguna tasa mínima. Así, le ganaría a la devaluación oficial", explicó Kalos a iProfesional.

Y explicó: "Con lo cual, los pesos que tiene hoy para pagar una importación dentro de 3 meses pueden generar una ganancia mínima y no necesita adelantar la compra de dólares porque se asegura que va a tener los pesos para comprarlos el día de mañana".