Economia Lunes, 16 de octubre de 2017

Cómo ahorrar con opciones nuevas

Las Lebacs y los plazos fijos en UVA le ganan a la inflación, por lo que se han convertido en dos alternativas estrella.

Por primera vez en años hay dos opciones de ahorro que aparecen entre el abanico de las alternativas para los ahorristas comunes que salen de los clásicos de siempre, el dólar o el plazo fijo en pesos.

Desde hace varios meses aparecieron las Lebacs (Letras del Banco Central de la República Argentina), que son títulos que emite la entidad, y los plazos fijos en UVA (Unidad de Valor Adquisitivo).

En poco tiempo se convirtieron en alternativas estrella porque ofrecen un rendimiento capaz de ganarle a la inflación, y sin necesidad de recurrir a un especialista ni asesor financiero se puede incursionar en este tipo de ahorro.

La tasa de rendimiento que dan las Lebacs ronda el 27% anual. No es común que se den este tipo de oportunidades: las tasas de Lebac se colocaban sólo algunos puntos por encima de la inflación esperada.

La otra chance

El boom de préstamos hipotecarios, prendarios y personales indexados por la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), es decir, por inflación, finalmente llevó a los bancos a empezar a competir por el fondeo en UVA.

En las últimas semanas, varias entidades subieron las tasas que pagan los plazos fijos que ajustan por inflación y ya pagan alrededor de 2%, además de actualizar el depósito según avance la cotización de las UVA. Esto hizo que esta opción de ahorro se volviera atractiva.

Plazo fijo y prendarios

El boom de los créditos hipotecarios en UVA obligó a los bancos a buscar estrategias para atraer ahorristas con este coeficiente. El stock otorgado en UVA se multiplicó 6 veces desde marzo. A fines de setiembre el stock promedio llegaba a los $1.317 millones y anotó una suba interanual del 960%.

Más noticias