Diario Uno > Economía > vino

Champanabis: investigan la cadena de producción del vino espumoso con cannabis

El director del INV Martín Hinojosa, expresó que existen muchas posibilidades y no hay certezas de ninguna. Sin embargo, explicó que intentarán determinar el camino de su producción

El escándalo por la venta del vino espumoso con agregado de cannabis, conocido por el nombre de su marca " Champanabis" sigue creciendo. Por esto, el director del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Martín Hinojosa, salió a explicar que desde la entidad que dirige han abierto una investigación interna, paralela a la que está realizando la Justicia.

El objetivo, según explicó el funcionario, es determinar la cadena de producción del producto. Este procedimiento es complejo, porque no hay ningún dato de cómo y dónde se fabricaba, ninguna bodega conocida parece estar implicada en el asunto.

Te puede interesar...

Una de las posibilidades, según dijo Hinojosa, es que el vino espumoso se comprara en Mendoza, sin el agregado de cannabis y se terminara de producir en Uruguay.

"No podemos asegurarlo, pero tampoco descartarlo, es una de las posibilidades", manifestó el titular del INV.

Sin embargo, aclaró que no descartan ninguna opción, y que el Instituto que preside está abocado a la investigar el origen del Champanabis.

Un producto de lujo

El vino espumoso con agregado de cannabis no es un producto nuevo, de hecho en los circuitos más top de Buenos Aires y de Punta del Este -Uruguay- hace tiempo que se consigue.

El punto es que se lo comercializaba a través de una bodega virtual "Casa Tinto" que, desde que comenzó a difundirse en forma masiva la elaboración de este producto, bajó sus cuentas en las redes sociales.

El Champanabis se vendía por internet y en circuitos de bares muy exclusivos de CABA y Punta del Este. Su costo era de 2.160 pesos y la recomendación era la de beber una botella entre cuatro personas, debido a que los efectos que causaba eran un tanto fuertes.

La marca existe

El portal web Bae Negocios, en base a datos proporcionados por el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial, asegura que la marca "Champanabis" existe les pertenece a los mendocinos Mariano Sisti, de Chacras de Coria, y Enrique Corvalán Sex.

Por otra parte, el Comité Interprofessionnel Du Vin de Champagne y el Institut National de L'Origine et de la Qualité, también se quejaron por la marca. Esto tiene que ver con que ningún vino espumoso que no sea originario de la región francesa "Champagne" se puede denominar de esta manera.