Ni lo que pedía al defensa, ni lo que pedía la fiscal. Un punto medio. Tres de los acusados de cometer el asesinato en un prostíbulo ubicado en Ciudad, ocurrido hace más de un año, mejoraron su situación de cara al juicio ya que ahora no arriesgan la pena de prisión perpetua.

Martín Ezequiel Saravia (20), Fernanda Álvarez, Sofía Camila Ibarra (20) y tres menores de edad -dos de ellos inimputables- están sospechados de haber cometido el asalto en pleno centro que terminó con la muerte de Marcos Figueroa (36). Hasta el miércoles, los tres mayores estaban imputados por homicidio criminis causa y estaban a pasos de ir a juicio por jurados.

Para la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, todos participaron del asalto y el crimen de Figueroa se consumó para garantizar la impunidad del robo.

La defensa de Camilita Ibarra presentó una oposición. Lo que planteaban los abogados es que la joven participó del robo -de hecho había trabajado en ese prostíbulo meses atrás- pero no del crimen en Ciudad, ya que no ingresó a la propiedad y no sabía que sus cómplices portaban armas de fuego. Legalmente, pedían un cambio de calificación a robo agravado por ser en poblado y en banda y por la participación de menores.

¿Qué resolvieron los jueces? Ni una cosa ni la otra. Cambiaron el delito a homicidio en ocasión de robo con el agravante de la participación de menores de edad. En la práctica esto quiere decir que el asesinato en el prostíbulo no se cometió con fines de ocultar otro delito -el asalto- sino que tuvo lugar como una circunstancia del robo.

Tras la decisión de los jueces -Luis Correa Llano, Rafael Escot y Diego Lusverti-, los sospechosos dejaron de arriesgar una pena de prisión perpetua y entonces afrontarán un juicio convencional, evitando enfrentar un jurado popular. La escala penal que podrían recibir por el crimen de Marcos Figueroa va desde los 13 hasta los 33 años de cárcel.

prostíbulo.jpg
El lugar donde se cometió el crimen en Ciudad de Marcos Figueroa.

El lugar donde se cometió el crimen en Ciudad de Marcos Figueroa.

Crimen en Ciudad

La hipótesis fiscal sostiene que cerca de las 14.30 del 31 de mayo de 2020, dos remises llegaron hasta el edificio ubicado en calle Patricias Mendocinas al 743, a metros de la esquina con Colón. Allí funciona un prostíbulo.

Tres menores de edad y Marcos Saravia. Amenazaron a los presentes y sustrajeron un bolso y algunos otros elementos. Cuando huían, Figueroa intentó enfrentarlos pero uno de los asaltantes, de 17 años, efectuó un disparo que impactó en su cabeza. Los agresores se volvieron a subir a los autos, donde estaban Camila Ibarra y Fernanda Álvarez, y huyeron del lugar.