Vendimia solidaria Domingo, 4 de febrero de 2018

Cuando el servicio es felicidad

El merendero María Isabel ayuda a cientos de niños de Junín y ahora está buscando donaciones para el comienzo de clases

Claudia Veloce Lucerocveloce@fundacongrupoamerica.org.arFacebook: página solidaria mendozaEn la zona rural de Philipps, departamento de Junín, hay una mujer que comprendió que no era feliz si no ayudaba a los demás. Decidida a hacer realidad su sueño, María Moyano, conocida por todos como Brisa, fundó el merendero María Isabel, al que llamó así en honor a su madre, quien siempre la apoyó en este sueño. El lugar funciona desde el año 2007 y con el tiempo fue creciendo, tanto en el espacio físico como en la cantidad de niños que asisten a él.Hoy son 75 los chicos que a diario se acercan al lugar, de lunes a viernes, a las 18, para tomar su taza de leche y comer algo rico, preparado especialmente por las manos de Brisa, quien para poder llegar a tiempo con la merienda comienza muy temprano en la mañana, amasando y luego horneando lo que les dará a los pequeños en la media tarde. Es ella quien organiza, coordina y hace todo en el merendero. Cuenta con el apoyo de sus hijos, su pareja, su papá y su hermana, pilares que la sostienen y ayudan a llevar adelante esta inmensa y enriquecedora tarea.Para sumar a la labor que a diario llevan adelante, Grupo América les entregó cajas con alimentos destinados a todos los niños de la zona. Porque además de quienes asisten al merendero, hay muchos niños que viven alejados del lugar a quienes mensualmente les entregan leche y mercadería. Para poder colaborar con tantos niños, cuenta con el apoyo de toda la gente de Junín. Quienes "comparten de corazón lo mucho o poco que ellos tienen", comentó Brisa. Frente a lo que ella hace a diario, los pequeños responden con amor puro, siempre buscan la forma de retribuirlo, con un beso, un abrazo o un cariño. "Para mí, saber que ellos se van con la pancita llena me reconforta el alma. Amo a estos niños y ellos a mí", expresó Brisa.Campaña escolarAdemás de las actividades cotidianas, realizan acciones especiales para fechas importantes como Reyes, Navidad o Día del Niño.Actualmente están trabajando para garantizar que los niños del lugar puedan comenzar las clases a tiempo y con los materiales necesarios. Con tal fin hay un grupo de colaboradores que están reuniendo útiles escolares. "Buscamos gente que apadrine a cada chico, se les da el nombre y apellido, la edad del mismo y los padrinos se hacen cargo de que ese niño tenga su mochila para el comienzo del ciclo lectivo", señaló Patricia Heiligmann, miembro de este grupo.Por tal motivo, el día sábado 10 de febrero estarán en calle Patricias Mendocinas y peatonal Sarmiento de Ciudad. Allí se van a reunir desde las 10 y hasta las 18 para que aquellas personas interesadas en colaborar con este proyecto del merendero puedan acercar su donación y así garantizar que los pequeños asistan a clases."Saber que pude hacer algo por alguien me da paz. Porque aunque a veces cueste seguir, sé que Dios no cierra una puerta sin abrir una ventana, para poder seguir ayudando a los chicos", concluyó Brisa Moyano.

Dejanos tu comentario