Los pastelitos criollos rellenos con dulce en nuestra historia marcan y acompañan nuestras fechas patrias. Los registros remontan al 25 de mayo de 1810 cuando se formó el primer gobierno patrio. Relatos de la época señalan que ese día algunas damas llevaban en su cabeza canastas llenas de pastelitos para festejar el acontecimiento y gritaban “Pastelitos calientes que queman los dientes”. 

Hoy en día podemos disfrutar de diferentes rellenos, como dulce de batata y hasta los podemos encontrar de dulce de leche.

Las masas de los pastelitos pueden ser hojaldradas o sin hojaldre, la diferencia es encontrarnos con la magia del crocante y lo dulce y cremoso del relleno.

En el año 1907 cuando en Gouín, un pueblo perteneciente al partido de Carmen de Areco, a 150 km de Buenos Aires, se celebró un remate importante donde el martillero invitó a un gran asado pero fue tanta la gente que como era de esperar la comida no les alcanzo.
Fue entonces cuando un pastelero apareció con una canasta llena de pastelitos la cual salvo la reunión.

Fue ahí donde convencieron al alcalde del pueblo de hacer la “Fiesta Provincial de Pastel” que al día de hoy, en diciembre, y desde al año 1995 se celebra en Gouín, una fiesta que dura 3 días en donde se viven y comparten nuestras tradiciones.

Ingredientes:

  • 600 Gr Harina 0000
  • 15 Gr Sal
  • 50 Gr Grasa vacuna (Derretida)
  • 300 Cm3 Agua
  • 50 Gr Harina 0000
  • 25 Gr Fécula de Maíz
  • 50 Gr Manteca (Pomada)
  • 400 Gr Azúcar
  • 250 Cm3 Agua
  • 3 Cdas Miel
  • 3 Ltrs Aceite neutro

Paso a paso:

  • Armamos una corona con la harina, incorporamos sal,  agua y la grasa derretida, amasamos hasta integrar bien todos los ingredientes. No es necesario amasar mucho, pero tienen que estar bien integrados todos los ingredientes.
  • Envolvemos la masa en film o la metemos dentro de una bolsa y la dejamos reposar mínimo 2 horas en la heladera, si pueden un poco más mejor, así la masa este súper relajada y la pueden estirar más fácilmente.
  • En un bowl chico mezclamos los 50 gr de harina con los 25 gr de fécula.
  • Retiramos la masa de la heladera y la estiran en forma de rectángulo hasta que tenga unos 5 o 7 mm de espesor. Dividimos mentalmente (es importante que sea mentalmente, no corten nada!) en tres partes, en dos de las partes untamos manteca pomada, espolvoreamos con la mezcla de harina y fécula. Doblamos el tercio que no tiene manteca sobre la manteca y finalmente el otro tercio con manteca sobre los otros dos (Es decir que hacemos una vuelta simple).
  • Envolvemos la masa en film o la metemos dentro de una bolsa y la dejamos reposar mínimo 15 minutos en la heladera.
  • Retiramos la masa de la heladera y la estiran en forma de rectángulo hasta que tenga unos 5 o 7 mm de espesor. Dividimos mentalmente (es importante que sea mentalmente, no corten nada) en cuatro partes, en las dos partes del medio untamos con manteca y espolvoreamos con la mezcla de harina y fécula. Doblamos los dos extremos hacia el centro quedando cada una de las partes sobre manteca. Untamos con manteca una de las dos mitades y espolvoreamos con la mezcla de harina y fécula. Doblamos a la mitad.
  • Envolvemos la masa en film o la metemos dentro de una bolsa y la dejamos reposar mínimo 30 minutos en la heladera.
  • Retiramos la masa de la heladera y la estiran en forma de rectángulo hasta que tenga unos 3 o 4 mm de espesor, si tienen una máquina para hacer pasta, pásenla por el punto más grueso así consiguen que toda la masa tenga el mismo espesor.
  • Cortar cuadrados de 8 cm de  lado.
  • Sobre la mitad de los cuadrados de masa colocar un cubo de dulce de membrillo.
  • Tomar un cuadrado de masa, mojarlo con agua y colocarlo sobre el cuadrado que tiene el dulce, presionando y cerrando bien pegado al dulce.

Presionar la masa en cada uno de los lados del cuadrado, bajando con el índice y usando el pulgar y el anular para unir los dos lados.

Repetir esta tarea hasta armar todos los pastelitos.

  • Calentar dos ollas con aceite, uno a 120°C y otro a 180°C.

Freír primero los pastelitos en el aceita a 120°C, peinando las puntas del hojaldre para que se separen las capas, entre 5 y 10 minutos aproximadamente.

Pasar luego los pastelitos al aceite a 180°C y freírlos hasta que doren dándolos vuelta para que se doren y terminen de cocinar de manera pareja.

  • Escurrir los pastelitos sobre una rejilla.
  • Preparar un almíbar con el azúcar, el agua y la miel. Llevar a hervor y apagar el fuego.
  • Rociar los pastelitos con el almíbar procurando que el mismo ingrese entre las capas de hojaldre y moje bien todo el pastelito.
  • Una buena recomendación sino disponen de tiempo y quieren disfrutar de estos pastelitos es que pueden comprar ya la masa que viene lista para rellenar y freír.

Buen provecho y disfruten de cocinar en casa

Instagram: pablomariglianochef

Fan page Facebook: recetas fáciles chef Pablo Marigliano

Te puede interesar...