Una de las achuras preferidas, las mollejas y chinchulines no queremos que salten en nuestro asado del domingo, pero hoy las vamos a cocinar de otra manera, y quedan riquisimas.

Podes reemplazar las mollejas por riñoncitos que queda muy bien, asique como digo siempre…no hay excusas!.

Para acompañarlas, les presento “El aligot”, es un puré con queso y ajo... queda muy muy rico, así que no duden que les va a encantar.

INGREDIENTES:

  • 1 molleja (de garganta en mejor)
  • 1/2 limón
  • 1 cebollita de verdeo
  • 50 cc. vino blanco
  • 100 cc. crema de leche
  • 1 papa mediana
  • 1 diente de ajo
  • 1 ramita de romero
  • 20 gr. manteca
  • 200 cc. leche
  • 50 gr. queso tipo mozzarella
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

PREPARACIÓN:

Lo primero que vamos a hacer es hervir por 20 minutos la molleja a partir de agua fría con sal y limón. Dejar enfriar, retirar el exceso de grasa y reservar. 

Cortar la papa en cubos chicos y poner a hervir con la leche, diente de ajo, romero y manteca. Cuando se consuma un poco el líquido y la papa este bien tierna, retirar del fuego y hacer un puré. Agregarle sal, pimienta y el queso. Mezclar bien. 

Cortar la molleja en rodajas y dorarlas en una sartén con aceite de oliva, sal y pimienta. Cuando estén con buen color de ambos lados, agregar la cebollita de verdeo y rehogarla allí mismo. Desglasar con vino blanco, dejar que evapore el alcohol y sumar la crema de leche. 

Cuando tome consistencia la salsa, servir estas mollejitas al verdeo sobre el aligot.

Te puede interesar...