A mi entender creo que no existe ningún argentino que no probara alguna vez un budín pero ¿Que es un budín y de dónde viene?

El budín es una receta que se origina en Inglaterra, se sirve de diferentes momento, ya sea como postre o simplemente para acompañar una buena taza de té o café. En nuestro idioma adquirió dos formas fonéticas budín y pudinque a su vez deriva del francés boudín pronunciado budín como en español que por su parte procede dellatín botellusque significa morcilla pequeña, esa era la forma que tenían los budines en la edad media.
Existe otra versión de que la palabra budín deriva de la palabra inglesa pudding y se cree que se trasformó en como la conocemos gracias a los franceses.

Fue creado por la clase más baja de la sociedad inglesa por la necesidad que tenían de alimentarse, con el tiempo se fueron agregando otros ingredientes y se hizo popular además de su sencilla preparación, el bajo costo y aprovechamiento de pan que de otra manera tendrían que desechar, de esa misma forma en el año 1850 llega a nuestro continente junto a la inmigración de ingleses, aunque para serles sincero a mi entender, el budín de pan sin nuestro dulce de leche, no sería un buen budín, aunque sin necesidad de inquietarlos nuestro dulce de leche no es tan nuestro, pero eso lo dejaremos para otro artículo.     

Ingredientes:

Pan del día anterior 600 gr

Leche 1 lt

Azúcar 200 gr                                                                                     

Esencia de vainilla 1 cucharada

Pasas de uvas 100 gr

Nueces 100 gr

Azúcar 200 gr para realizar el caramelo

Ralladura de 1 naranjas (opcional) 

Paso a paso:

Hacer un caramelo en una sartén. Colocar el azúcar de a poco y a medida que se va derritiendo revolver  suavemente con una cuchara de madera e ir agregando más azúcar de a poco. Cocinar hasta que tome color dorado claro. Recordemos que si el caramelo se hace solo a partir de azúcar lo podemos revolver con tranquilidad, pero que si le ponemos agua, no debemos tocarlo para evitar que cristalice. Acaramelar un molde savarín o molde budinero de 30 cm de diámetro y dejar enfriar sobre la mesada.

Remojar el pan en la leche tibia,  si podemos hagámoslo durante no menos de 12 horas, si no contamos con tanto tiempo sugiero retirarle la corteza para que no encontrar pedazos de corteza sin una buena hidratación.

En un cuenco mezclar los huevos con el azúcar y la esencia de vainilla. Agregar la mezcla de pan y leche, las nueces picadas gruesas y las pasas remojadas en rhum o en la misma leche tibia junto al pan. Volcar la preparación sobre el caramelo frío.

 Cocinar a baño maría por una hora aproximadamente.

Sacar del horno, dejar enfriar y desmoldar.

Buen provecho y disfruten de cocinar en casa

Instagram: pablomariglianochef

Fan page Facebook: recetas fáciles chef Pablo Marigliano

Te puede interesar...