Tendencia

Ulpiano llamó a los privados para levantar un complejo residencial en el corazón de la ciudad

Es el terreno de 13.000 metros cuadrados que está frente a la Nave Cultural, por España. Se hará por fuera del IPV. Capital analiza 24 propuestas

El municipio de la Ciudad de Mendoza planea la construcción de cientos de casas en las inmediaciones de la Nave Cultural. La idea es utilizar un terreno en desuso asociándose con empresas constructoras, en lo que -se prevé- se convertirá en un barrio de clase media con fines residenciales pero también con espacio para negocios y oficinas. Una decisión que sienta precedente, entre otras cosas, porque corre por fuera de las políticas del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV).

"El año pasado el intendente Ulpiano Suarez nos pidió que abordáramos el tema de la vivienda y de ahí surgió la idea de una estrategia que combinara lo público y lo privado", recapituló Juan Manuel Filice, secretario de Desarrollo Urbano, en diálogo con Diario UNO.

Quien atraviesa la Capital diariamente comprobará que, a pesar de que cada vez hay más habitantes, el mapa sigue exhibiendo algunos "blancos" sin aprovechar, aún cuando esos baldíos se ubican en áreas atractivas y bien conectadas. Ahora se espera que haya casas terminadas con esta modalidad mixta a fines de 2023, en un plan que anticipa la construcción de unas 350 unidades y que podría cambiarle la cara a muchos barrios.

Proyectos sobre la mesa

Las alternativas frente a la escasez de vivienda ocupan la agenda de las grandes ciudades del mundo. Berlín y París, por ejemplo, han implementado políticas para volver asequibles los alquileres. Y en noviembre pasado el ayuntamiento de Barcelona presentó a Habitatge Metròpolis Barcelona (HMB), un operador público-privado con el que se pretende construir 4.500 departamentos a través de un fondo compuesto por un 50% de aporte estatal y un 50% de empresas.

Acercando el foco, las estimaciones sobre el déficit habitacional en Mendoza varían. Suele decirse que faltan 70.000 viviendas, aunque algunos empresarios del sector inmobiliario -como Miguel Astorga- elevan esa cifra a 130.000, sumando en el cálculo a las casas que no reúnen las condiciones básicas para que sus familias vivan cómodas.

Así las cosas, con la macroeconomía crujiendo y los trabajadores con dificultades para acceder al crédito, la movida del municipio de Capital es ofrecer el terreno y salir a buscar socios. En 2020 se lanzó un concurso de anteproyectos masterplan a nivel nacional. Filice detalla: "obtuvimos 24 propuestas que nos permitieron visualizar lo que se podía hacer en ese espacio. Y para ir un paso más allá, ideamos otro concurso, que es el que abrió ahora, en el que directamente convocamos a desarrolladores".

las cubas 2.jpg
Para evaluar las propuestas se tendrán en cuenta factores ambientales y culturales.

Para evaluar las propuestas se tendrán en cuenta factores ambientales y culturales.

Hasta el 11 de marzo, los postulantes pueden utilizar alguno de los proyectos que se presentaron el año pasado, hacerles modificaciones o presentar otro plan. Y ya hay varias propuestas de privados. "Es importante aclarar que la municipalidad no venderá las casas. Serán los desarrolladores los que tendrán que especificar cómo se va a financiar el emprendimiento. Van a vender lo que construyan", subrayó el entrevistado.

El municipio tendrá intervención a través de un fideicomiso a cargo de Mendoza Fiduciaria, la misma entidad que viene gestionando las diferentes ediciones de Mendoza Activa. Y a cambio de usar ese espacio de 13.000 metros, el desarrollador tendrá que reintegrarle a la Ciudad lo que vale el inmueble en el mercado, ya sea con dinero, otros terrenos u otros bienes.

No es descabellado pensar que con ese ingreso, a su vez, la municipalidad apalancará nuevos proyectos: hay consenso en que la Tercera y la Cuarta Sección tienen gran potencial para las estrategias mixtas de construcción. Por eso el predio cercano a la Nave Cultural se considera la punta de lanza de lo que viene.

Temas relacionados: