Gracias al alivio que dio la merma en la cantidad de contagiados de coronavirus en Mendoza, en esta etapa se reanudó un 30% de cirugías en el Gran Mendoza y el Este y un 15% de utilización de camas totales de cada establecimiento sanitario en el Valle de Uco y el Sur mendocino. El Ministerio de Salud, Desarrollo Social Y Deportes, informó que según resolución ministerial se dispone que los establecimientos sanitarios de la Provincia, tanto del sector público como privado, que cuenten con internación podrán realizar cirugías programadas.

En el marco del avance de la pandemia, se dispuso la suspensión de las cirugías programadas en los establecimientos de salud que contaran con internación, tanto del sector público como privado. Siempre que las mismas pudieran postergarse, sin que ello representara un riesgo para la salud o la vida de las personas.

Te puede interesar...

Estas medidas adoptadas fueron dispuestas en el marco de la emergencia sanitaria declarada por la COVID-19, priorizando el cuidado y la atención de los pacientes y la situación epidemiológica de la provincia.

Al respecto, la ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Ana María Nadal, manifestó: “A partir del amesetamiento que se está viendo en la Provincia, se determinó que resulta oportuno restablecer las cirugías programadas, de acuerdo a la situación epidemiológica de las diferentes regiones. Siempre teniendo en consideración el avance de la pandemia y la necesidad de contar con camas disponibles, tanto para patologías relacionadas a COVID-19 moderadas como aquellas más graves, en los diferentes establecimientos de salud”.

“Debiendo respetar un máximo de treinta por ciento de utilización de camas totales de cada establecimiento en el Gran Mendoza y el Este. En tanto las instituciones sanitarias que se encuentren en la zona Sur -San Rafael, Malargüe y General Alvear- y en el Valle de Uco -Tupungato, Tunuyán y San Carlos-, podrán realizar cirugías programadas hasta un máximo de quince por ciento de utilización de camas totales”, afirmó la ministra.

En esta medida, la Dirección General de Hospitales será la encargada de auditar el efectivo cumplimiento de lo establecido en la Resolución.