Como cada 11 de febrero, miles de fieles se acercan al santuario de la Virgen de Lourdes en la Iglesia del Challao, donde se realizan misas, confesiones y la típica y popular peregrinación, la que este año de pandemia decidieron no realizar para que no haya una gran aglomeración de personas.

El Arzobispado de Mendoza decidió este año no realizar la procesión como medida de prevención para evitar contagios de coronavirus, ya que son miles los fieles que participan de ella y sería muy difícil mantener el distanciamiento social.

Te puede interesar...

Sí realizarán las misas, aunque serán en el playón de la Iglesia justamente para cumplir con todos los protocolos sanitarios.

En la mañana los horarios de las misas serán a las 6, a las 8, a las 10 y a las 12, mientras que en la tarde a las 17 se hará la misa para pedir por los enfermos y la última a las 21 será presidida por monseñor Marcelo Colombo.