La mujer miró el interior de la boca de su pequeño hijo y se aterrorizó inmediatamente: vio un agujero en el paladar de su bebé de 10 meses. Desesperada, Becky Stiles (24) acudió a una guardia médica de la Ciudad de Essex, Inglaterra, donde le dijeron que estaba cometiendo un error.

Una vez superado el susto, Stiles contó lo sucedido en las redes sociales. La mujer primero notó un círculo muy oscuro en el paladar del bebé y se desesperó. Cuando trató de tocarlo, el niño comenzó a llorar y descolocó a su madre, quien entró en pánico y llamó al padre, quien tampoco podía entender qué es lo que estaba sucediendo en la boca de su hijo.

Lo primero que se le ocurrió a Becky fue llamar a su madre (a quien le habría enviado la foto del niño y su supuesto agujero en la boca) quien le aconsejó que fuera al médico de inmediato. Mientras tanto, el padre ya tenía todo listo para ir a la guardia de un hospital.

Cuando llegaron al nosocomio, la madre explicó la situación en recepción, por lo que los derivaron a urgencias, para ser atendido inmediatamente pro una especialista.

En el momento que la médica examinó "el agujero" en el paladar del pequeño llegó el alivio. "La doctora me dio su linterna y me pidió que lo viera yo mismo" contó Becky. Luego graficó: "Al mover la linterna vi que el agujero reflejaba la luz y pude darme cuenta de que se trataba de un sticker pegado en su paladar". No obstante la mujer miró durante 30 segundos para darse cuenta.

Luego explicó que se sintió "una idiota" por haberle dicho a todos que se trataba de un "agujero".

La médica puso el dedo en la boca del bebé llamado Harvey y sacó el adhesivo (que también era peligroso porque podría haber provocado que se ahogara) que luego le entregó a su madre.

Agujero en el paladar de su bebe.jpg
El sticker que el bebé tenía en la boca.

El sticker que el bebé tenía en la boca.

A pesar de la vergüenza que pasó esta madre, la médica se tomó con mucho humor lo sucedido, según contó Becky en sus redes.

Seguir leyendo