Diario Uno > Sociedad > Video

Video: violento ataque de una mujer a una empleada haitiana

La mujer montó en cólera por unos cigarrillos y comenzó el ataque contra una kiosquera haitiana que trabaja en Rosario. Todo quedó grabado en video

Este viernes se viralizó un video en el que quedó registrado un violento ataque de una mujer contra una empleada haitiana que trabaja en un kiosco de Rosario. La trabajadora fue insultada, discriminada y agredida físicamente. Todo el escándalo fue ocasionado por la venta de un cigarrillo suelto.

Todo comenzó como una transacción normal en un drugstore de Rosario ubicado en calle Maipú al 1.200. Una mujer pidió cigarrillos sueltos a la empleada del lugar, pero al recibir la respuesta de que no podía abrir un paquete nuevo para venderle al por menor, comenzó la violenta escena que se ha viralizado a través de las redes sociales, gracias a que todo quedó registrado por una cámara de seguridad.

Te puede interesar...

Al recibir la negativa, la clienta se ofusco y poco a poco fue subiendo el tono de su voz y la violencia de sus acciones. Un dato no menor: la clienta venía acompañada por un niño, su hijo, quien en un momento salió corriendo.

En principio le dijo a la kiosquera que debía "atender bien a los clientes" y le espetó que cuando estaba el dueño sí le abrían un paquete de cigarrillos no mentolados para venderle sueltos.

Ante la negativa de la asustada trabajadora y la presencia de otra clienta, la mujer comenzó a amenazarla con que perdería su trabajo. "A vos te va a durar poco el trabajo", le dijo y cuando parecía que saldría del local comenzó a tirar los productos de las góndolas al piso.

No contenta con ello, siguió provocándola con insultos y dichos xenófobos como "negra sucia". Posteriormente comenzó a arrojarle muy violentamente mercadería a la kiosquera haitiana de nombre Quetaout.

En una oportunidad, Quetaout le devolvió uno de los productos arrojados por la mujer. Esto no hizo más que despertar toda la furia de la clienta, quien le dijo "me llegas a tocar al nene y te juro que te reviento". Acto seguido agarró una botella de vino y se la arrojó por la cabeza, no sin antes decirle a la otra clienta "córrase señora".

Esto fue demasiado para la segunda clienta, quien se retiró, muerta de miedo.

La clienta violenta no se fue sin antes decirle a la empleada que "su marido es policía federal".

Violento ataque a una empleada en un kiosco del centro de Rosario

La empleada del drugstore finalmente habló con el noticiero local El Tres y declaró que le dolió mucho lo que la mujer le dijo y que tenía miedo de que volviera.