El tribunal de la causa Próvolo rechazó que las 11 víctimas declaran de forma presencial en la sala de debates, tal como lo había solicitado la defensa de los tres acusados.

Te puede interesar: La Justicia resolverá en unos días la recusación de la monja Kumiko contra una jueza

Era el segundo pedido que había hecho la defensora oficial Alicia Arlotta, pero la querella se había opuesto debido a que revictimizaba a loa denunciantes.

Te puede interesar: Los furcios de Armando Gómez y la sordera de Nicola Corradi

Según publicó en Twitter la Asociación para la Promoción y Protección de Derechos Humanos Xumek, los jueces resolvieron no hacer lugar a este pedido, por lo que se verán los videos de las cámaras Gesell que realizaron las víctimas durante la instrucción.

En caso que la defensa necesite aclarar algún tema, o necesite realizar una pregunta a la víctima, se evaluará la importancia de la misma y buscar la manera de responderla.

Además, el tribunal hizo lugar a otro pedido de la defensa que no había trascendido. Realizar una pericia psicológica y psiquiátrica a Armando Gómez, la cual se realizará el 13 de agosto. A raíz de esto, se decidió que el juicio se suspenda hasta el 14.

En cuanto al problema de sordera de Nicola Corradi, el cura de 83 años, decidieron entregar a diario una copia audiovisual de la audiencia, entregar auriculares, y se presentará un oficio a la Legislatura la posibilidad de convocar personal taquigráfico para transcribir la audiencia en simultáneo.

Temas relacionados: