Un hombre llegó a la subcomisaría de Barriales, en Junín, pidiendo ayuda. Su mujer estaba en trabajo de parto. Los cuatro efectivos que estaban de guardia, tres mujeres y un hombre, debieron actuar y ayudaron a dar a luz a la madre. Nació un varoncito, que fue trasladado con su mamá en ambulancia al Hospital Perrupato. Ambos están en perfecto estado de salud.

policias parteras 1.jpg

Había comenzado el domingo 27 de diciembre de este complejo 2020. Eran las 0.55 cuando, en la subcomisaría de Barriales, "golpearon la puerta de forma brusca", recuerda Carina Cortés, auxiliar primera de la Policía de Mendoza.

Te puede interesar...

Carina estaba de guardia, junto a la oficial ayudante Leonela Villegas, la oficial subayudante Micaela Moyano y el auxiliar Andrés Carvelli. "Abrimos y estaba una camioneta Ranger estacionada justo enfrente y un hombre que pidió que, por favor, lo ayudáramos porque su señora estaba con trabajo de parto. ´¡Ya estamos, ya estamos...!', decía", recuerda la policía.

Estaba lloviznando. "Fuimos a ver a la chica. Estaba con contracciones muy seguidas y mucho dolor y nos dijo: ya rompí bolsa".

Mientras la oficial Villegas se quedaba junto a la parturienta, Carina se encargaba de las comunicaciones. "Pedí una ambulancia e informé lo que estaba ocurriendo". Fue cuando, desde afuera "la oficial Villegas me gritó: ¡Ya nació, ya nació!. Entonces pedí que apuraran la ambulancia y me comunicaron con el SEC (Servicio de Emergencias Coordinado) y una doctora nos dio algunos consejos".

policías parteras 3.jpg

Carina Cortés cuenta que, entonces, "buscamos hilo de coser, ya que tenemos siempre hilo y aguja para resolver alguna rotura de los uniformes, y le hicimos una atadura en el ombliguito". Al poco tiempo llegó la ambulancia y trasladó a madre e hijo al Hospital Perrupato, donde se completaron las tareas y los internaron, aunque confirmaron que ambos se encontraban en perfecto estado. "Fue todo muy rápido, un parto espontáneo, normal y, por suerte, el niño y la madre están sanitos", dice Carina.

El bebé se llama Esteban, su madre es Delia Cruz y su padre Juan Janco, que además tienen otra niña y que "también nació muy rápido, según contaba el papá". La familia vive en Isla Grande, Maipú.

policías parteras 2.jpg

Carina Cortés dice que "Mañana (por el 1 de enero) volvemos a la guardia. Allí está el teléfono de la familia y seguramente hablaremos con ellos, para ver cómo están".

Carina tiene 39 años y es madre de dos hijos, "los que tuve por parto natural. La oficial Villegas es madre de tres, pero ella los tuvo por cesárea", dice y sostiene que se siente "orgullosa, de no haber titubeado".

Ella vive en el mismo pueblo de Barriales y la noticia ya es comentario de los vecinos. "Me dicen ¡ahí va la partera! y me da un poco de risa y un poco de vergüenza, pero fue un acto lindo. Fue la primera vez que me toca actuar en una situación así y me da mucha tranquilidad saber que podemos resolver con calma este tipo de cosas".