Diario Uno > Sociedad > Cura

Un cura celebró la muerte de una joven a favor del aborto

Un cura publicó en Facebook "Dios le concedió esa gracia, le abortó la vida", generando un fuerte rechazo de todo la sociedad de San Luis

Una fuerte polémica se desató en San Luis a partir de la muerte de la viceintendenta de la localidad de Villa Mercedes, Verónica Bailone. Sucede que el fallecimiento fue celebrado por un cura pro aborto en las redes sociales, lo que causó la indignación de cientos de usuarios y motivó un comunicado por parte de la Pastoral de San Luis.

Todo comenzó con un posteo que hizo en Facebook la municipalidad vecina de Unión, lamentando la partida de esta dirigente puntana, quien estaba a favor del aborto legal, seguro y gratuito, y murió el miércoles pasado tras luchar durante mucho tiempo contra un cáncer: “Dios te proteja. Una guerrera, una gran dirigente social, una mujer destacada que luchó hasta la última lágrima. Una gran tristeza”, escribió el mandatario de esa ciudad, Marcos Gabriel Espósito.

Te puede interesar...

Entre tantos comentarios positivos y de aliento que recibió esa publicación, estaba también el del cura párroco Juan María Casamayor, quien, con algunas faltas de ortografía, celebró la muerte de Bailone al señalar que ella “estaba a favor del aborto y Dios le consedido (SIC) esa gracia, le abortó la vida”.

Si bien al poco tiempo borró ese mensaje, tras varias respuestas de muchos vecinos del lugar que le reprocharon su accionar, el hecho causó conmoción en la zona y motivó la intervención de la Pastoral de Comunicación de San Luis.

”Ante las desafortunadas palabras del padre Juan Casamayor frente a la muerte de la viceintendenta Verónica Bailone, a quien he podido visitar durante su enfermedad en su propia casa, me he comunicado con él solicitándole pida disculpas por los mismos medios por el dolor y escándalo que ha generado”, explicó el obispo provincial, monseñor Gabriel Bernardo Barba.

En ese breve comunicado, la autoridad religiosa destacó la relación que él mismo tenía con la funcionaria y precisó que, por su parte, ya ha “saludado” y dado sus “condolencias a la familia” de la mujer, al tiempo que pidió “perdón en nombre de la Iglesia de San Luis” por los hechos de público conocimiento.

Por su parte, la municipalidad de Villa Mercedes decretó 10 días de duelo, dos de los cuales son de asueto administrativo, y también publicó un documento en el que repudió “los agravios a la memoria” de Bailone por parte del cura.

En este sentido, el texto firmado por el intendente local, Maximiliano Frontera, rechazó “fervientemente los desagradables dichos” de Casamayor “y de unas de las integrantes del Tribunal de Contralor, quienes manifestaron palabras que ofenden y lastiman al pueblo villamercedino”. A su vez, remarcó que “actos como estos no reportan los valores” que la propia dirigente “sembró en los corazones de sus familiares, sus amigos y compañeros de militancia”.

Los restos de la viceintendenta fueron despedidos el viernes con un cortejo fúnebre que recorrió la capital de San Luis desde las 11 de la mañana, pasando por el edificio de Terrazas del Portezuelo, donde fue recibido por el gobernador local, Alberto Rodríguez Saá, y terminó en la ciudad de Villa Mercedes.

En esa localidad, en la que la dirigente se desempeñaba como vicejefa comunal, el féretro fue llevado hasta las puertas del Concejo Deliberante y luego hasta el cementerio Parque de la Paz, donde el cuerpo de la fallecida fue recibido por una guardia de honor, antes de ser finalmente sepultado.

Fuente: Infobae