Diario Uno > Sociedad > Google

Un argentino compró el dominio Google.com.ar porque estaba disponible

Por un error, en Nic.ar quedó disponible el registro de Google Argentina y un joven lo compró por 270 pesos. El sueño del pibe terminó rápido.

En Nic.ar, el servicio que administra los dominios de internet de la Argentina (aquellos terminados en .ar), se liberó el dominio de Google Argentina, google.com.ar y otra persona lo registró. Se trató del joven Nicolás Kuroña, según apareció en los registros de Nic.ar desde las 22. Dos horas más tarde ya figuraba como propiedad de Google, pero el sitio tardó un poco más en volver a funcionar.

Sobre la madrugada del jueves, un vocero de la compañía indicó que “el problema que afectaba el acceso a google.com.ar ya fue resuelto. Lamentamos los inconvenientes que esta situación pudiera haber generado y seguimos investigando las causas.”

La primera especulación fue que se había vencido el dominio google.com.ar Cuando se vence un dominio (la propiedad tiene una duración de un año), se libera en forma automática para que otro lo registre. Según explicó en su cuenta de Twitter, eso es lo que dice el propio Nicolás Kuroña que sucedió: que entró a Nic.ar, vio que estaba vencido el dominio (y por lo tanto disponible) y lo registró a su nombre, algo que es legal y para lo que apenas debió pagar 270 pesos.

https://twitter.com/Argentop/status/1385062114113556480

Pero según indica el grupo Open Data Córdoba (que se dedica al rastreo de dominios argentinos vencidos, y al seguimiento de los registrados) y replica el portal porteño LaNacion.com.ar, el dominio no estaba vencido: la fecha de caducidad era julio. Aún así, registra múltiples movimientos desde la madrugada de ayer: desde entonces hasta ahora algo pasó con el dominio google.com.ar, y su propiedad cambió. Cambió de las manos de Google a las de Kuroña, aunque luego fue devuelto a Google.

El servicio de registro de dominios argentino tiene, como otros en el mundo, una política contra lo que se conoce como ciberokupa, es decir, adueñarse de dominios de marcas reconocidas para luego vendérselos a esas empresas. En el caso de Kuroña parece haberse revertido el registro y nada más.

Ni Google ni Nci.Ar aclararon más sobre lo sucedido con el dominio google.com.ar. Kuroña sostiene que pudo registrarlo porque estaba libre y sostuvo que lo compró "legalmente como corresponde". Incluso el sitio del Nic.ar quedó fuera de servicio cerca de las 23 ante el aluvión de visitas que se enteraron del caso por las redes sociales y entraron a comprobar quién aparecía como dueño de google.com.ar, aunque para ese entonces ya no figuraba Kuroña.

Google ya sabe de esto

No es la primera vez que le pasa esto a Google, aunque esta vez no fue su culpa: ya en 2015, un exempleado de Google llamado Sanmay Ved compró el dominio google.com por razones similares: la compañía no había renovado el registro. Lo más simpático del caso es que lo compró vía Google Domain, un servicio de la compañía de registro de dominios.