Trucos caseros

Trucos caseros para mantener fresca la casa sin aire acondicionado

Para combatir los días de calor extremo, aplica estos trucos caseros en tu hogar. Te ayudarán a mantenerlo fresco según los especialistas

Las altas temperaturas se sienten cada vez con mayor intensidad y la necesidad de querer estar en ambientes más frescos se hace presente. Con estos trucos caseros podrás mantener fresca la casa sin aire acondicionado.

Durante los días de mucho calor es común que prefiramos estar dentro del hogar o de lugares que tengan aire acondicionado. Sin embargo, no todos cuentan con este artefacto por lo que el calor invade los distintos espacios provocando mal humor, fastidio e incluso problemas de salud.

Pero para evitar estos inconvenientes, lleva a adelante estos trucos caseros y conseguirás que tu casa refresque lo máximo posible si no tienes aire acondicionado.

►TE PUEDE INTERESAR: Ahuyenta para siempre los mosquitos con estos trucos caseros

trucos caseros calor.jpg

Trucos caseros para mantener fresca la casa sin aire acondicionado

En caso de que no tengas aire acondicionado en tu casa, refréscala con estos trucos caseros durante los días de extremo calor.

►TE PUEDE INTERESAR: Con estos 4 trucos caseros las moscas no volverán a aparecer en tu hogar

Baja las persianas: es fundamental hacerlo durante las horas más fuertes de calor. Cierra las ventanas y baja las persianas dejando en penumbras la casa, así evitarás que entre el aire caliente del exterior. La temperatura puede disminuir hasta 6º C. Si tienes toldos, ábrelos para oscurecer el interior y si quieres puedes colgar cortinas aislantes térmicas que impiden el paso del calor.

Ventilador: sea el modelo que sea, estos son ideales para refrescarnos. Son más económicos que el aire acondicionado y consumen menos electricidad. Además, no provocan la irritación de garganta u ojos. El Ministerio de Salud advierte ubicarlos a una cierta distancia y no recibir el aire directamente en el cuerpo.

Puertas: es recomendable que se mantengan ¿abiertas o cerradas? esto dependerá del momento del día. Durante el día es aconsejable cerrar las puerta de aquellos lugares que no usamos para que el aire fresco se concentre en las zonas en las que sí estamos. Por la noche, cuando la temperatura baja un poco, es recomendable abrir todas las puerta abierta para que la casa refresque.

Temperatura corporal: es primordial que te hidrates constantemente e incluso más de lo habitual, usa ropa cómoda y moja tus muñecas y cuello. Estas zonas corporales son donde más se siente el pulso y desde donde bajarás la temperatura corporal. La OMS recomienda comer comidas ligeras y date duchas de agua fría. Evita tomar bebidas con alcohol, cafeína y azúcar.

trucos caseros . calor.jpg

Extractores: además de eliminar el vapor del baño o el humo y olores de la cocina, podrás reducir el calor generado por estos espacios.

Bombillas LED: elige focos de este tipo ya que podrás ahorrar más energía, son más seguras y emiten menor calor.

Ventilar la casa: durante el amanecer y anochecer las temperaturas están más bajas, por eso aprovecha esos momentos para abrir las ventanas y puertas. Así permitirás que el aire circule por los espacios.

Sábanas: usa unas fresquitas de algodón. También retira las alfombras y elige colores claros antes que los oscuros, ya que los últimos retienen más calor. La OMS sugiere también no utilizar almohadas porque acumulan calor.

Electrodomésticos: si vas a usar el lavarropas por ejemplo, hazlo de noche ya que estos dispositivos generan mucha energía que se libera en forma de calor. Un lavavajillas, por ejemplo, puede llegar a aumentar la temperatura hasta 2ºC. Cierra las puertas del lugar cuando estos electrodomésticos estén funcionando.

Plantas: una manera natural de refrescar tus espacios es a través de las plantas, ya que absorben el calor disminuyendo la temperatura del lugar. Asegúrate de regarlas bien para que se mantengan sanas. En el exterior, las enredaderas son una buena barrera frente al sol.