Trabajadores vitivinícolas realizaron su segunda jornada de paro y movilización a nivel nacional a pesar de que el Ministerio de Trabajo de la Nación decretó la conciliación obligatoria. En Mendoza, el conflicto tuvo algunos momentos de tensión debido al bloqueo que se realizaron en las principales bodegas de la provincia. A las 18, se inició una marcha desde el Nudo Vial hasta Peatonal y San Martín.

La Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines (Foeva) llamó a realizar acciones luego de que las negociaciones salariales no llegaran a buen puerto. Los trabajadores de bodegas y viñas pedían una recomposición salarial del 100% debido a que el sueldo promedio es de $28.000, mientras que la oferta de las patronales no llegaba al 40%.

Durante el martes, manifestantes se apostaron en los ingresos de diferentes plantas, tanto en Mendoza como en San Juan. Los legisladores provinciales de la oposición, Lautaro Jiménez (FIT) y Marcelo Romano (Ciudadanos por Mendoza) denunciaron que el importante operativo policial que se había conformado en torno a la protesta era una herramienta para "amedrentar a los trabajadores". También catalogaron la medida de fuerza como "histórica" debido al alto acatamiento.

Durante la tarde del martes, el Gobierno Nacional dictó la conciliación obligatoria, pero desde la Federación aseguraron no estar notificados por lo que mantuvieron el paro dispuesto.

Incidentes en bodegas de Mendoza, Argentina. Parte 1

Los ánimos se fueron caldeando durante este miércoles y, en algunos puntos, se denunciaron actos de violencia. Fue el caso de la Bodega Santa Julia donde los manifestantes insultaron a quienes decidían entrar a trabajar.

En tanto, en las puerta de Fecovita, el presidente de la cooperativa, Eduardo Sancho, tuvo un cruce con los huelguistas, quienes le reclamaron que había obligado a los trabajadores a ingresar.

Durante la tarde, una importante columna se reunió en el nudo val y marchó hasta Peatonal y San Martín para visibilizar su reclamo.

Incidentes en bodegas de Mendoza, Argentina. Parte 2