Salud bucal

Toma aire al conocer el truco de la realeza española para tener los dientes blancos

La antigüa realeza española transmitió uno de los trucos de limpieza más efectivos para tener los dientes blancos y relucientes

¡Tener los dientes blancos requiere llevar adelante demasiadas medidas! Si querés tener una sonrisa perfecta y resplandeciente, la antigüa realeza española nos dejó uno de los trucos de limpieza caseros más efectivos y que requiere de un solo ingrediente: el limón.

Algunos productos de cocina, como el bicarbonato o el limón, son eficaces para blanquear los dientes y eliminar la suciedad de la boca. Sin embargo, siempre es recomendable consultar con un odontólogo para que realice un procedimiento avalado por la ciencia.

►TE PUEDE INTERESAR: Cómo blanquear los dientes amarillos con 1 ingrediente

sonrisa mujer dientes.jpg
Toma aire al conocer el truco de la antigüa realeza española para tener los dientes blancos.

Toma aire al conocer el truco de la antigüa realeza española para tener los dientes blancos.

El truco de limpieza que te vamos a mostrar tiene cientos de años y era utilizado por la civilizaciones antigüas. La idea es usar el limón para activar las propiedades de limpieza bucal.

En qué consiste el truco del limón para blanquear los dientes

El limón tiene propiedades astringentes y blanqueadoras que son ideales para mantener los dientes resplandecientes. Por sus compuestos ácidos, es utilizado para renovar el aspecto de la sonrisa con la ayuda de la vitamina C.

Sin embargo, es probable que su uso continuo debilite el esmalte protector de los dientes, lo que ocasiona sensibilidad dental y y la posterior aparición de caries. Por eso es importante el cepillado regular, no consumir alimentos que manchen la dentadura e incluir una dieta rica en frutas y verduras.

►TE PUEDE INTERESAR: Qué significa tener los dientes cariados, según la biodescodificación

Ingredientes del truco del limón:

  • Limón
  • Agua
  • Bicarbonato de sodio

Cómo blanquear los dientes con limón:

Lavarse dientes.png
  1. Primero, en un vaso, exprimí el limón hasta obtener el jugo.
  2. Agregá un poco de bicarbonato de sodio y mezclalo hasta conseguir una pasta.
  3. Finalmente, aplicá una pequeña cantidad de la mezcla sobre los dientes con la ayuda de un cepillo y dejalo reposar por unos minutos. Quitalo con agua y listo.