Momentos de alta tensión se viven en las sucursales mendocinas de la empresa de electrodomésticos Garbarino, luego de que fuera cerrado el local de Palmares y los empleados del mismo fueran trasladados a otras tres filiales ubicadas en Godoy Cruz, Guaymallén y Ciudad.

A última hora de este jueves hubo contactos y negociaciones entre el Centro de Empleados de Comercio (CEC), representado por el secretario general Fernando Ligorria, y el área Recursos Humanos de la compañía con sede en Buenos Aires.

Seguir leyendo

Cunde la preocupación por el futuro laboral de casi un centenar de empleados por la crisis financiera de la firma que comercializa electrodomésticos en varias ciudades del país; crisis financiera que derivó en un proceso de venta y en el no pago de salarios a los empleados.

imagen.png
Fernando Ligorria, del CEC Mendoza, intervino directamente en el caso Garbarino.

Fernando Ligorria, del CEC Mendoza, intervino directamente en el caso Garbarino.

Flavio Yañez, delegado gremial, dijo a Diario UNO que Garbarino aseguró que "este viernes todas las sucursales abrirán sus puertas con normalidad, tras haber dejado sin efecto una circular distribuida a las 15.30 que daba cuenta del cierre total en el país".

"La sucursal de Palmares ya no existe más. Fue cerrada", dijo Yañez. "Los 10 empleados de las cajas, ventas y depósito fueron derivados a las sucursales del Shopping, el Portal de los Andes y avenida San Martín".

Dijo el delegado gremial que la sucursal del Shopping estuvo abierta hasta las 21, cuando cerró el centro comercial. Que ellos tenían la firme intención de pasar la noche allí para preservar las fuentes de trabajo y asegurarse de que este viernes el local abriría con normalidad, como finalmente supieron gracias al CEC.

Pero desistieron porque esa actitud, les advirtieron, sería considerada un acto fuera de la ley y podría desembocar en la intervención de la Justicia y en posible orden de desalojo con intervención policial.

GARBA.jpeg
Cabildeos entre el personal de Garbarino sucursal Shopping por el futuro laboral.

Cabildeos entre el personal de Garbarino sucursal Shopping por el futuro laboral.

"El problema es que no tenemos confianza en la empresa porque cada cosa que nos ha dicho y prometido termina quedando en la nada", dijo Yañez.

A las 20.30 de este jueves, insistió, a Fernando Ligorria, del CEC, le dijeron que la empresa desistía de cerrar los locales del todo el país como había anunciado horas antes pero "recién durante la mañana veremos qué pasará".