Diario Uno Sociedad Marcelo Lemus
Pandemia

"Tengo miedo": la renuncia de un médico en medio de la irresponsabilidad de la sociedad

Marcelo Lemus es un médico de Entre Ríos que renunció a su cargo en un hospital. Cuenta el motivo principal que lo llevó a dimitir

Hace unos días se conoció la renuncia de Marcelo Lemus, un médico de Entre Ríos que se desempeñaba en un hospital de esa provincia. Fue la razón de su dimisión lo que volvió al hecho una novedad que debería servir para reflexionar: la falta de conciencia de las personas a la hora de cuidarse del coronavirus.

“Es la primera vez que tomo una decisión así. He cambiado de trabajo como todo el mundo por situaciones convenientes, pero por razones sociales es la primera vez”, contó Lemus.

Seguir leyendo

Según el hombre, el detonante de todo fue una foto. Ese día se encontraba en la guardia del hospital y habían recibido varios casos de personas contagiadas de coronavirus. De hecho, se habían duplicado los casos en las últimas semanas y fue allí que un amigo le mandó una foto: "Mirá cómo se cuidan" y en la imagen salían unos 200 jóvenes en un balneario sin tapabocas, ni distancia entre ellos. Una imagen que cualquier sería normal pero que en medio de la pandemia es todo lo que está mal.

Ese mismo día Lemus hizo un recuento. Tenían 70% de las camas de terapia intensiva ocupadas y cuatro casos positivos entre doce sospechosos. Y acababan de llegar dos adolescentes a la guardia.

“Con cada paciente que entra a la guardia uno tiene que tomar recaudos, vestirse, ponerse bata, guantes, cofia, botas… es caluroso e incómodo. Entre los pacientes que llegaron vinieron dos jóvenes con dolor de cabeza. Habían estado en una fiesta con 80 personas”, contó el médico de 64 años.

“No puedo arriesgarme gratuitamente. Si hubiese consciencia me la banco y sigo adelante, o si tuviese 20 años menos. Pero la vedad que tengo miedo”, expresó Lemus. “Se están riendo de todo el sistema de salud en Argentina”.

Además contó que a través de un grupo de WhatsApp le llegó el mensaje de una estudiante de cuarto año de medicina invitando a una fiesta clandestina. “Algo estamos haciendo mal porque si un alumno de cuarto de medicina hace eso en plena pandemia, con lo que implica para la gente en general. Porque para los jóvenes es bastante menor el riesgo, pero para mayores y enfermos con comorbilidades es de alto riesgo”.

“Tengo tres compañeros muertos, no quiero ser el cuarto”, mencionó sobre los riesgos que corre el personal de la salud. “Tengo una vida y lo que me quede quiero disfrutar y vivir bien”.