A partir de este sábado, queda habilitada la posibilidad de realizar las reuniones familiares con ciertas restricciones y de asistir a los casinos en Mendoza. Ambas actividades tienen sus respectivos protocolos de funcionamiento, que conviene tener en cuenta a la hora de realizarlas, para evitar sanciones y multas por no respetar las normas de la cuarentena impuestas por la pandemia del coronavirus.

Reuniones familiares

En el caso de las personas que quieran realizar reuniones familiares en casas particulares, a partir de este 14 de noviembre lo podrán hacer, teniendo en cuenta los protocolos. En primer lugar, se podrán reunir un máximo de 10 personas, sólo los sábados, domingos y feriados. También se recomienda el distanciamiento social -de más de 1,5 metros- y el uso de tapabocas en las reuniones. Es importante recordar que ya no regirá ni para esta ni para ninguna otra actividad -salvo la asistencia a los casinos- la restricción de las salidas por terminación del número de DNI. El primer viernes que se aplicó esta modalidad, el microcentro se desbordó de gente.

Te puede interesar...

El horario de circulación también se extendió desde las 23 a la 1, y en consonancia el transporte público funcionará hasta las 2.

Desde el Gobierno provincial volvieron a recalcar que si bien están permitidas las reuniones familiares, no así las reuniones de amigos, salvo en restoranes y bares con habilitación y cumplimiento de protocolos.

Casinos, con más restricciones

En el caso de las personas que quieran asistir a los casinos y salas de juegos, tendrán que tener en cuenta varios requisitos que dictan los protocolos para ingresar y permanecer en ellas. En primer lugar, para la asistencia a los casinos, sí rige la terminación del DNI. El reglamento dice lo siguiente:

  • Lunes, miércoles y viernes podrán ingresar las personas con terminación de DNI del 1 al 5.
  • Martes, jueves y sábado, las personas con DNI terminado del 6 al 0.
  • Los domingos se habilitará el horario de mañana para el primer grupo, y de tarde, para el segundo.

Los administradores de los casinos deberán habilitar el uso sólo del 30% de las máquinas tragamonedas, y se permitirá la permanencia de 120 clientes dentro de la sala y nunca un número superior a este.

Además, se recomienda que las personas mayores de 65 años no asistan a los casinos.

Por otra parte, se tiene que tener en cuenta el uso permanente de tapabocas, el control de la temperatura al ingresar, el lavado frecuente de manos y la desinfección con alcohol en gel que la administración de las salas de casinos deberá proveer a los clientes.

Las salas de juegos y casinos podrán funcionar de 10 a 23.