Jardinería

Respira profundo para saber el truco de cuidado para que el ficus trepador crezca

Una de las plantas más amadas por los amantes de la jardinería, conoce los trucos de cuidado para que crezca fuerte y sin inconvenientes

El ficus trepador, conocido científicamente como ficus pumila, es una planta enredadera perenne que adorna paredes y estructuras en jardines con su follaje denso y verde durante todo el año. Originaria de zonas tropicales, esta planta es muy popular en jardinería debido a su capacidad de cubrir muros y otras superficies rápidamente. En esta guía, te compartiremos un truco esencial para que tu ficus trepador crezca de manera saludable y vigorosa. Acompáñanos y descubre cómo proporcionarle los cuidados adecuados para maximizar su belleza y funcionalidad en tu jardín.

Ficus trepador, plantas, jardín.jpg

Cuidos del ficus trepador

  • Luz, temperatura y ubicación

El ficus trepador se adapta bien a diferentes condiciones de luz, desde sol total hasta sombra parcial. Sin embargo, el sol directo prolongado puede causar que sus hojas se vuelvan amarillas. La ubicación ideal es en semisombra, donde la planta puede desarrollar un follaje más oscuro y atractivo. Es importante protegerlo de las heladas, manteniéndolo en temperaturas superiores a los 1013 °C. En interiores, evita colocarlo cerca de estufas o calentadores, ya que estos reducen la humedad ambiental, perjudicando la planta.

  • Sustrato y fertilización

El ficus trepador prefiere un sustrato rico en materia orgánica. Puedes preparar una mezcla casera con 3/4 partes de turba o tierra negra y 1 parte de humus de lombriz. Añade un puñado de grava volcánica, piedra pómez o vermiculita para mejorar el drenaje y la estructura del suelo. Durante la primavera y el verano, aplica un fertilizante rico en nitrógeno una vez al mes para fomentar el crecimiento. Si la planta está en maceta, trasplántala cada 3 años o añade un mantillo de composta para reponer nutrientes.

TE PUEDE INTERESAR: Cuáles son los cuidados de la planta de menta

Ficus, plantas, jardín.jpg
  • Riego y humedad

El riego debe ser moderado, asegurando que el sustrato se seque ligeramente entre riegos. Durante la etapa de crecimiento en verano, riega dos veces por semana; en invierno, riega una vez por semana. El ficus trepador aprecia la humedad ambiental, por lo que se recomienda rociar sus hojas con agua, especialmente en temporadas de calor. También puedes colocar un humidificador cerca o poner un plato con agua y piedras debajo de la maceta para aumentar la humedad del entorno.

El Truco para el crecimiento saludable del ficus trepador

  • Soporte y guía

Para que tu ficus trepador crezca adecuadamente, es fundamental proporcionar un soporte que guíe su crecimiento. Utiliza tutores como tubos de musgo, palos gruesos, rejas o muros para que la planta pueda trepar. Si prefieres un crecimiento colgante, colócala en macetas colgantes o balcones, permitiendo que sus ramas cuelguen como una cascada.

  • Poda y mantenimiento

La poda es esencial para controlar el crecimiento del ficus trepador, evitando que invada espacios no deseados. Poda los bordes regularmente para mantener la planta dentro de los márgenes preferidos. Usa tijeras desinfectadas y guantes de jardinería, ya que la savia de esta planta es venenosa y puede causar irritaciones en la piel.

Pasos para podar el ficus trepador:

  1. Afila y desinfecta las tijeras de podar.
  2. Corta los brotes no deseados para controlar el crecimiento vertical y horizontal.
  3. Poda los bordes para mantener la planta dentro de los límites deseados.
  4. Riega y fertiliza después de la poda para estimular el nuevo crecimiento.

Temas relacionados: