¡Anotá!

Remedios caseros: di adiós al dolor de garganta con recetas naturales

En estos días de frío los dolores de garganta están a la orden del día. En esta nota, remedios caseros para hacerle frente a esta dolencia típica de invierno

Por UNO

Como se sabe, el dolor de garganta es una molestia común, especialmente durante los cambios de estación como los que se vienen con el invierno o cuando el sistema inmunológico está débil. Si bien no existe una cura mágica, hay varios remedios caseros que pueden aliviar las molestias y acelerar la recuperación.

O bien, consultar al farmacéutico o farmacéutica para tener al menos la opiniòn y consejo de un profesional.

Remedios caseros dolor de garganta 2.jpg
Remedios caseros: cómo aliviar el dolor de garganta.

Remedios caseros: cómo aliviar el dolor de garganta.

Remedios caseros: cómo aliviar el dolor de garganta

  • Gárgaras con agua salada: un clásico por una razón. Las gárgaras con agua tibia y sal ayudan a reducir la inflamación, eliminar las bacterias y aflojar la mucosidad. Mezcla una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y haz gárgaras durante 30 segundos varias veces al día.
  • Miel: tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que pueden calmar el dolor de garganta. Puedes tomar una cucharada de miel directamente o mezclarla con una taza de té caliente.
  • Infusión de jengibre: es un antiinflamatorio natural que puede ayudar a aliviar el dolor y la irritación. Prepara una infusión con una cucharadita de jengibre fresco rallado o en polvo en una taza de agua caliente. Puedes agregar miel o limón a gusto.
  • Té de manzanilla: la manzanilla tiene propiedades calmantes y relajantes que pueden ayudarte a descansar mejor y aliviar el dolor de garganta. Prepara una infusión con una bolsita de té de manzanilla o una cucharada de flores secas en una taza de agua caliente.
  • Pastillas para la garganta: Las pastillas para la garganta, tanto medicadas como naturales, pueden ayudar a adormecer la garganta y reducir la irritación.
  • Beber abundante líquido: mantenerse hidratado es crucial para diluir la mucosidad y aliviar la sequedad en la garganta. Bebe agua, tés tibios, caldos o jugos de frutas sin azúcar.
  • Descansar: dormir lo suficiente es esencial para que tu cuerpo se recupere. Asegúrate de dormir al menos 7-8 horas por noche.
  • Evitar acciones irritantes: fumar, el alcohol y los alimentos picantes o ácidos, ya que pueden irritar aún más la garganta.
  • Cuándo consultar a un médico: si el dolor de garganta es intenso o persistente, si tienes fiebre, pus en las amígdalas o dificultad para respirar, consulta a un médico.
Remedios caseros dolor de garganta 3.jpg
Remedios caseros: hay muchos contra el dolor de garganta. 

Remedios caseros: hay muchos contra el dolor de garganta.

►TE PUEDE INTERESAR: El truco casero para eliminar el sarro y blanquear tus dientes

No hay que olvidar que estos remedios caseros son para aliviar los síntomas leves a moderados. Si tu dolor de garganta es severo o no mejora con estos métodos, consulta a un profesional de la salud para obtener diagnóstico y tratamiento adecuados.

Temas relacionados: