"Antes que nada quiero agradecerles a todos por la onda que le pusieron, el huevazo, para que yo esté aquí vivo", expresó este martes el cordobés Jorge González, de 62 años, desde una cama del hospital Lagomaggiore, donde está internado desde el sábado cuando fue rescatado del cerro Rincón, en Vallecitos, luego de 48 horas varado a 5.200 metros de altura.

Con sus manos, pies y nariz congeladas, además de otras lesiones, hoy agradece estar con vida, al igual que sus dos compañeros de aventura, quienes llegaron a Mendoza la semana pasada listos para hacer cumbre en el cerro Rincón, por la ruta más difícil y técnica, llamada la Súper Canaleta.

Jorge González, uno de los cordobeses rescatados en el Cerro Rincón, en Vallecitos

"No los conozco y fue muy emotivo ver la onda que le pusieron en condiciones extremas para salvar a tres tipos que nadie los mandó a estar ahí. Un deporte que salió mal y por suerte un montón de gente solidaria como ustedes que nos trajo de vuelta a la vida", indicó González en un video que hizo desde la habitación en la que sigue internado.

Recalcó: "Muchas gracias a todos. Ojalá pueda conocerlos a todos ustedes en algún momento más tranquilo".

Aseguró que está bien y que va a salir adelante a pesar del congelamiento que sufrió en sus manos, pies y nariz debido a que estuvo expuesto a temperaturas por debajo de los -20 grados durante más de dos días.

rescate andinistas cordobeces.jpg
Jorge González fue llevado en helicóptero hasta el Hotel de Potrerillos donde lo esperaba una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado.

Jorge González fue llevado en helicóptero hasta el Hotel de Potrerillos donde lo esperaba una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado.

"Todos arriesgaron muchísimo para salvar a tres desconocidos. Esa es la verdad, y el acto solidario tan fuerte. Muchas gracias a todos chicos, un abrazo inmenso", se despidió el cordobés que está acompañado por su familia, quienes viajaron a Mendoza cuando se enteraron que habían quedado varados en el cerro Rincón.

Mientras tanto, los otros dos andinistas, Ernesto Suárez y Pablo Botta, de 50 años cada uno, regresaron a Córdoba donde están en plena recuperación.

cerro rincon pies congelados andinista cordobes.jpg
Los tres andinistas de córdoba sufrieron congelamiento en manos y pies.

Los tres andinistas de córdoba sufrieron congelamiento en manos y pies.

Además de tener los pies muy ampollados e hinchados como consecuencia del congelamiento que sufrieron, indicaron que anímicamente están muy abatidos por todo lo que pasó, por lo que la recuperación también deberá ser psicológica, ya que con el pasar de los días caen en la cuenta de lo ocurrido y del enorme trabajo que se hizo para rescatarlos con vida.

cerro rincon mano congelada andinista cordobes.jpg
Así quedó una de las manos de los andinistas cordobeses.

Así quedó una de las manos de los andinistas cordobeses.

Aseguraron que tienen entre 30 y 40 años de experiencia en montañas, y que uno de ellos ya había hecho otra ruta del cerro Rincón hace algún tiempo, pero el desprendimiento de hielo y rocas que sufrieron en la Súper Canaleta que dejó herido a González, fue lo que complicó toda la expedición.

El hecho

Todo comenzó el jueves pasado cuando los tres andinistas cordobeses comenzaron a subir el cerro Rincón por la ruta más técnica y difícil. Una andinista que estaba en la zona, y que había hablado con ellos antes que comenzaran la expedición, alertó a la Patrulla de Rescate sobre los tres hombres y los planes que tenían desde un comienzo.

busqueda andinistas cordobeces.jpg
Los tres andinistas cordobeses sufrieron desprendimiento de hielo y rocas en la Super Canaleta del Rincón.

Los tres andinistas cordobeses sufrieron desprendimiento de hielo y rocas en la Super Canaleta del Rincón.

Lo que le llamó la atención fue que se acercaba la noche y se los veía que iban por la mitad del camino a paso muy lento. Los andinistas llevaban equipo de comunicación, y poco más tarde alertaron que habían sufrido un desprendimiento de rocas y que uno de ellos estaba herido en una pierna, por lo que seguirían subiendo para tratar de llegar a una zona de más fácil acceso.

Pero esto también se les complicó, ya que se encontraron que a los 5.200 metros de altura el hielo de la zona se había derretido y que frente a ellos solo había una enorme pared de roca, por lo que no pudieron continuar y mucho menos regresar.

Los policías de la Patrulla de Rescate comenzaron el ascenso al cerro en la madrugada del viernes por la ruta normal, con todo el apuro para sacar a los hombres con vida.

La Patrulla de Rescate de la Policía caminó durante más de 24 horas para sacar con vida a los andinistas.

La Patrulla de Rescate de la Policía caminó durante más de 24 horas para sacar con vida a los andinistas.

Pero cuando llegaron, se encontraron con la dificultad de sacarlos de allí. En plena noche y con más de 20 grados bajo cero, montaron un sistema de cuerdas y uno de los rescatistas hizo rapel para bajar unos 80 metros hasta hacer contacto con los tres cordobeses. Eran las 22 del viernes.

cerro rincon patrulla de rescate cordobeses.jpg
Tuvieron que hacer rapel para llegar a los andinistas varados.

Tuvieron que hacer rapel para llegar a los andinistas varados.

De esa manera, y con mucho cuidado, sacaron uno por uno a los andinistas. Este trabajo terminó en la mañana del sábado y comenzaron el descenso a pie. Llegaron hasta unos 4.900 metros de altura, y los tres andinistas fueron sacados de allí en un vuelo privado que realizó la empresa Helicopters, con el experimentado piloto Pedro Horacio Freschi, quien trabaja en Aconcagua todas las temporadas.

Rescate de un andinista en Vallecitos

De esa manera, los tres rescatados fueron llevados hasta el refugio Mausy, en Vallecitos, a 2.900 metros de altura, donde fueron revisados por el doctor Bernabé Abramor, especialista en medicina de altura. Allí mismo determinó que González debía ser internado lo antes posible, por lo que el helicóptero lo llevó hasta la cancha de fútbol del Hotel Potrerillos, donde una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado lo esperaba para trasladarlo hacia el hospital Lagomaggiore.

cerro rincon medico bernabé abramor.jpg
El médico Bernabé Abramor, especialista en medicina de altura, atendió a los andinistas en el refugio Mausy, en Vallecitos.

El médico Bernabé Abramor, especialista en medicina de altura, atendió a los andinistas en el refugio Mausy, en Vallecitos.

Los otros dos andinistas, Suárez y Botta, fueron evaluados en el refugio, hasta donde llegaron sus familiares y se fueron con ellos.

En este operativo histórico participaron más de 100 personas pertenecientes a la Escuela de guías de Mendoza, guías particulares, andinistas y grupos de runners, entre otras personas, quienes se apostaron en diferentes puntos del cerro Rincón para brindarle asistencia a los policías de la Patrulla de Rescate que regresaban a pie luego de caminar durante más de 24 horas sin parar.