Hazlo tú mismo

Recicla telas y repasadores para hacer almohadones sin coser

Comprar cojines o almohadones para el hogar puede ser una tarea compleja y costosa. Conoce cómo hacerlos tú mismo con este DIY sin la necesidad de saber coser

El movimiento del "hazlo tú mismo" (DIY) ha ganado popularidad en los últimos años, ofreciendo una forma divertida y creativa de expresar nuestra individualidad mientras desarrollamos habilidades prácticas. Una de las mejores partes del DIY es su capacidad para transformar objetos cotidianos en creaciones únicas y personalizadas, a menudo utilizando materiales que de otra manera podrían desecharse. Esto es donde entra en juego el reciclaje, la práctica de reutilizar materiales existentes para crear algo nuevo y valioso.

En este proyecto DIY, combinamos estas dos ideas poderosas al convertir simples paños de cocina en encantadoras almohadones, sin necesidad de costuras. No solo estamos dando nueva vida a telas que de otra manera podrían haber sido descartadas, sino que también estamos creando piezas únicas que agregan un toque de estilo y comodidad a nuestro hogar.

TE PUEDE INTERESAR: Recicla los botones guardados que tienes en casa y conviértelos en esta hermosa idea

Almohadas hechas con DIY.jpg

DIY: cómo hacer almohadones sin coser con telas recicladas

El arte del reciclaje y la creatividad se unen en este proyecto DIY para transformar simples paños de cocina en encantadores almohadas, sin necesidad de costuras. Materiales necesarios:

  • Paño de cocina con diseño atractivo
  • Cinta termoadhesiva
  • Tela reciclada o sábana vieja
  • Tijeras
  • Velcro adhesivo

Pasos a seguir para hacer este DIY y reciclar:

  • Preparación de la tela:

Recupera un retal de tela o una sábana vieja y recórtalo en la misma forma que el paño de cocina seleccionado, dejando un margen de 4 cm alrededor.

TE PUEDE INTERESAR: Recicla telas viejas y haz un envoltorio de cera de abeja sustentable

Corte de tela DIY reciclaje.jpg
  • Aplicación de la cinta termoadhesiva para almohadones:

Coloca la cinta termoadhesiva sobre la tela reciclada, dejando un margen sin cinta en el borde donde irá el dobladillo.

Sitúa el paño de cocina sobre la tela y recorta el exceso de tela que sobre. Asegúrate de que ambas telas estén alineadas.

Con la plancha caliente, fija la cinta termoadhesiva para sellar ambas caras por tres lados. Presiona firmemente para asegurar una adhesión adecuada.

  • Doblado y cierre:

Dobla el borde restante de la tela reciclada hacia adentro para formar un dobladillo y fija con la plancha caliente.

Da la vuelta a la funda de cojín DIY e introduce el relleno de almohadones.

Coloca un trozo de velcro adhesivo de 5 cm en la parte interior del dobladillo para facilitar el lavado y el vaciado del relleno.

Temas relacionados: