Tres años y dos meses después de su asesinato muchos entienden que Norma Carleti descansa en paz tras haber sido condenados su ex esposo Leonardo Hisa y tres integrantes de la familia Guerrero: Juan Carlos y sus hijos Kevin y Alexis. Un jurado popular los declaró culpables y el juez David Mangiafico condenó a tres de ellos a prisión perpetua. Hisa y Juan Carlos y Kevin Guerrero recibieron la pena máxima (prisión perpetua) y Alexis Guerrero fue sentenciado a 5 años de encierro.

El juicio tuvo una gran repercusión incluso a nivel nacional seguramente por esta involucrado un ex dirigente político, por ser la víctima una reconocida empresaria y por toda la trama que envolvió a los hechos que terminaron con un femicidio. Las alternativas del proceso judicial fueron seguidas con marcado interés en todos lados pero sin dudas quien estuvo en vilo, atento a todo lo que sucediera fue la comunidad de Tunuyán porque todos los protagonistas son de ese departamento del Valle de Uco.

Seguir leyendo

Terminado el juicio y condenados los culpables, afloran ahora los recuerdos sobre Norma Carleti, reconocida y querida empresaria asesinada durante la noche del domingo 5 de marzo de 2018 en su casa de República de Siria y Almirante Brown. Recibió 55 puñaladas que terminaron con su vida en el acto. Los asesinos huyeron del lugar sin sustraer un sólo elemento.

Norma Carleti tenía 59 años. Era hija de Ítalo Carleti y Cesira Ferrari. Su papá, ya fallecido, fue uno de los mentores de Carleti SA, empresa frutícola con una de las mayores producciones de cerezas de exportación del país. La empresaria integraba el directorio del Establecimiento Frutihortícola Carleti.

Junto a su ex marido Leonardo Hisa, dirigente de la Sociedad Rural y ex senador radical, habían sido dueños de Las Lomas, una casa de campo, y compartían una firma vinculada a los alquileres y ventas de numerosas propiedades del departamento. Con Hisa, en segundas nupcias, Carleti tuvo un solo hijo, Lucio, con militancia en la Franja Morada de la que fue presidente en la Faultad de Derecho de la UNCuyo.

De su primer matrimonio, con Julio Gómez, Carleti tuvo dos hijos: Gastón y Germán. También era abuela.

Era muy reconocida en todo el Valle de Uco y tenía muchos contactos tanto en la parte industrial como en la política.

Sus vecinos la describieron como una mujer muy valiente y querida. Fueron ellos quienes dieron aviso al 911 al oír los gritos, y pidieron socorro a través de un grupo de Whatsapp que la propia Norma había creado días antes de su asesinato para que el barrio estuviera más alerta y solidario.

Roxana Carleti, hermana de Norma declaró en el juicio “ella tomó la decisión de separarse exactamente un año antes de que la mataran, en marzo de 2017. Su hermana Roxana la describió como "una mujer inteligente que actuaba con firmeza, de carácter y que buscaba que las cosas se hicieran correctamente. Luchó siempre por eso".