Quién haya viajado o pasado por el dique Potrerillos en las últimas semanas se ha encontrado con un caudal de agua muy bajo y con varios sectores que presentan huellas de que en otros momentos estuvieron tapados por agua. Esto tiene una explicación y es muy simple.

Según explicó el superintendente de Irrigación, Sergio Marinelli, que el dique Potrerillos tenga poca agua, en esta época del año, es normal.

Te puede interesar...

"Todos los diques funcionan como si fuera un tanque de reserva. Hay una época del año que sale más agua de la que ingresa", manifestó a El Siete.

Entre las razones para que el dique tenga poca agua figuran:

  • Etapa de riego intenso
  • Temperaturas elevadas

Al mismo tiempo, la segunda es causal de la primera ya que al hacer tanto calor, los agricultores necesitan más agua. A eso se le suma el consumo, tanto para hidratarse como el destinado a las piletas.

"Todavía las temperaturas elevadas no han hecho que hayan los grandes caudales por el deshielo de la nieve", manifestó Marinelli.

No obstante, el funcionario explicó que en las últimas jornadas se ha notado que el dique ya comienza a recuperar su caudal de agua.

"Ya hace unos días crece entre cuatro y diez centímetros por los caudales que ingresan desde el deshielo", manifestó el funcionario.

Marinelli estimó que en febrero o principios de marzo, el dique Potrerillos va a estar lleno otra vez y que durante todo el invierno se mantendrá en 90 a 100% de su capacidad.