Diario Uno > Sociedad > coronavirus

Por nueva cepa de coronavirus: proponen prohibir fumar en calles y terrazas

Los especialistas remarcan que el humo que exhalan los fumadores puede llevar el Covid-19 a más distancia que una respiración común

La situación que afecta al Reino Unido y Sudáfrica por las variantes del coronavirus preocupa a la comunidad internacional porque, según los primeros datos, estas cepas son hasta un 70% más contagiosas. Según algunas últimas investigaciones, la transmisión del virus por el aire se potenciaría con la expulsión del humo del tabaco.

“Se sabe que las personas fumadoras tienen más chances de enfermar por COVID-19, por andar en la calle sin barbijos mientras fuman. Y que las partículas en el humo que exhalan pueden llevar el virus a más distancias que una respiración común”, plantea Guillermo Espinosa (M.N. 104.293), presidente de la Asociación Argentina de Tabacología (ASAT).

Te puede interesar...

Desde el continente europeo la asociación española Nofumadores.org considera que entre las medidas que hay que tomar para evitar la proliferación de las variedades del SARS-CoV-2 procedentes del Reino Unido y Sudáfrica, incluyen la prohibición de fumar en calles y terrazas cuando no se pueda respetar una distancia interpersonal de, al menos, 10 metros.

“Los dos metros de distancia en vigor en la actualidad deben ser eliminados inmediatamente porque son insuficientes”, plantea Raquel Fernández Megina, presidente de esa entidad, quien también exige que no se pueda fumar caminando por la calle. “Esta costumbre debe ser prohibida”, declara en el medio español La Vanguardia.

“Los fumadores en las calles ponen en cierto riesgo a las otras personas que no fuman y que deben pasar por delante o por al lado por el sólo hecho de transitar. Algunos de estos fumadores pueden estar asintomáticos o con pocos indicios de la enfermedad y, sin embargo, transmitir el virus”, indica Espinosa.

Los no fumadores “deben ser conscientes de la peligrosidad de contagio por aerosoles (N.de la R.: se forman por las gotitas respiratorias que se mezclan con el aire circundante) que supone que les llegue el humo de tabaco de otra persona”, remarca Fernández Megina al diario español. Por ello, “debemos exigir que no fumen cerca de nosotros”. La mayor transmisibilidad de las nuevas cepas de coronavirus “convierten en inaceptable la situación actual”, enfatiza.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera muy probable que los fumadores sean más vulnerables a la infección causada por el coronavirus, a causa de la manipulación de los cigarrillos y el contacto de estos con los labios.

“En las concurridas calles de la ciudad y en un buen número de terrazas de bares y hosterías no se respetan ni siquiera los dos metros de distancia, a pesar de que su efectividad es muy relativa por ser una distancia demasiado cercana, lo que pone de relieve la necesidad de acabar con este salvoconducto para fumadores, que supone un agravio comparativo para el resto de la población”, concluye Raquel Fernández Megina a La Vanguardia de España.

Fuente: TN