Especialmente pensando en los niños y jóvenes que la visitan para esparcimiento, pero que ignoran los actos de terrorismo de Estado cometidos allí en los 70s, fue presentado en la Legislatura un proyecto para señalizar la Colonia Papagallos como Sitio de la Memoria, debido a su pasado de centro clandestino de detención.

La propuesta fue presentada por la diputada provincial Cristina Pérez, del bloque del PJ.

Pérez argumentó, entre otras cosas, que Papagallos debe estar protegido por la Ley Nacional 26691, sancionada a mediados de 2011, en donde se declararon Sitios de Memoria del Terrorismo de Estado, "a los lugares que funcionaron como centros clandestinos de detención, tortura y exterminio o donde sucedieron hechos emblemáticos del accionar de la represión ilegal desarrollada durante el terrorismo de Estado ejercido en el país hasta el 10 de diciembre de 1983".

Pero, principalmente, se pretende que el lugar esté convenientemente señalizado y haya información visible sobre lo que ocurrió allí.

EN CÁMARA: Un proyecto busca señalizar un centro clandestino en Papagallos

No está claro por qué Papagallos está bautizada así, con ¨LL¨ y no con ¨Y¨. Lo que sí es un hecho, es que las primeras construcciones ubicadas en ese cañadón del suelo pedregoso e inestable del pedemonte, fueron hechas para ser la residencia de descanso de Francisco Álvarez, gobernador de la Provincia de Mendoza entre 1914 y 1918. En medio de una crisis económica. Álvarez decidió la suspensión del pago de sueldos estatales, lo que desembocó en una huelga docente hacia fines de 1917 y que lo llamaran Don Pancho Hambre. Sus decisiones de gobierno fueron, en parte, motor del Lencinismo y que resultó que en 1918 Álvarez fuera sucedido por José Néstor Lencinas.

El lugar tuvo varios fines, además del ilegal que le dieron las fuerzas armadas y la Policía de Mendoza en los 70s y 80s hasta que, concluida la dictadura, la Dirección General de Escuelas (DGE) creó allí una colonia educativa. Hoy la DGE la presenta como "un sitio lleno de historia y misterios, enclavado entre cerros y a la vera de un arroyo manso, de agua cristalinas, que invita al sosiego y a la vez, incita a investigar y descubrir las maravillas del entorno y confirmar todo lo conocido en plena naturaleza" y propone "brindar a chicos y jóvenes momentos felices mientras aprenden, descubren y se divierten en un ambiente natural".

No hay allí ninguna señalización ni nadie hace referencia al fin que se le dio a ese espacio en los '70s, puntualmente a una de las construcciones del lugar, una casa amplia de líneas arquitectónicas rectas, ahora pintada con un color verde agua.

Lo que también pretende el proyecto es que el sitio nos sea modificado, pese a que el principal edificio donde estaban y eran torturados los detenidos, ya fue modificado en parte.

La causa Papagallos es una de las 55 que están acumuladas en la megacausa caratulada "Centros Clandestinos de Detención Dependientes de la Policía de Mendoza", más conocida como la megacausa D2.

La imputación se presentó en junio de 2018 y fue la más grande, en cantidad de victimas y acusados, de la historia de la provincia, con 43 acusados y más de 300 victimas. Allí están incluidos todos los hechos de Papagallos.

Seguir leyendo