El Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNCuyo solicitó la exoneración del docente Mauro Aguirre, con prisión domiciliaria y acusado de abusar sexualmente a dos alumnas. Así lo determinó la votación de ese cuerpo, tras la audiencia pública que marca el procedimiento legal. Con la conclusión del sumario, ahora será el Consejo Superior de la Universidad el que defina la situación del profesor que podría ser destituido de su cargo

El caso fue denominado de violencia patriarcal. Cumplida la instancia de Audiencia pública, en sesión cerrada y secreta el Consejo Directivo votó aprobando por unanimidad la moción propuesta por la decana Claudia García:

Te puede interesar...

  • Aprobar todo lo actuado en el procedimiento de sumario administrativo (Expedientes CUDAP:EXP-CUY: 0005242/2019 caratulado “Activación protocolo de violencia patriarcal en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales” y EXP-CUY 0010497/2019).
  • Determinar la existencia de responsabilidad del sumariado profesor Mauro Aguirre por los hechos investigados en las presentes actuaciones, en los términos del art. 122 inc. b) y ccs. del RIA, adhiriendo y remitiendo a los fundamentos vertidos en los dos informes de la Instructora Sumariante obrantes en autos y, en consecuencia, decidir y solicitar al Consejo Superior la exoneración del Prof. Aguirre (art. 32 inc. d) y ccs. del CCDU Decreto N° 1246/15 y art. 20 inc. 9 del Estatuto Universitario, con comunicación a ANSES”.

El caso

Aguirre está imputado por siete delitos que habría cometido contra dos jóvenes que en su momento tenían 18 y 19 años entre 2010 y 2015. El relato de las víctimas sostiene que formaban parte de la Agrupación Universitaria Nacional (AUN), una organización que tenía conductas sectarias.

Aguirre -según el relato de las denunciantes- era visto como el líder y ejecutaba debates con vehemencia, llegando hasta golpearse el pecho cuando quería imponer su pensamiento.

La acusación sostiene que las víctimas eran citadas para una "cena de gala" en un domicilio. Para esto -siempre según la denuncia- el docente recibía la colaboración de Leotras tres personas que quedaron imputadas como partícipes primarias y se encuentran libres bajo fianza.

En medio de esas reuniones, los cómplices se retiraban y dejaban a las adolescentes junto con el hombre, quien las abusaba sexualmente, siempre según la versión denunciante.

Las imputaciones son por dos abusos sexuales con acceso carnal, uno hecho similar en grado de tentativa y cuatro abuso sexuales simples. Todos estos delitos están agravados por la calidad de educador del presunto victimario.