Diario Uno > Sociedad > Grupo América

Periodista de Grupo América Cuyo fue reconocida por la UNCuyo por lograr romper "el techo de cristal"

Se trata de Paola Piquer, quien en la actualidad ejerce el cargo de gerente editorial, pero quien durante 20 años ocupó diversos roles en la compañía

En el mes de la mujer, la UNCuyo creó una campaña para visibilizar el rol de las mujeres en el mundo laboral y las “limitaciones que impone el techo de cristal”. Para ello decidió homenajear y reconocer “la labor de profesionales de Mendoza que abrieron camino rompiendo la limitación al ascenso laboral, reconociendo así las dificultades, las conquistas y lo que aún queda por desandar en torno a la igualdad de género”. Una de las mujeres que obtuvo un “martillo de emergencia” para seguir creciendo y ayudar a otras compañeras a conquistar puestos de poder fue Paola Piquer, gerente editorial de Grupo América Cuyo.

“Estoy muy agradecida por haberme elegido. Empecé en Grupo América hace exactamente 20 años, y pude hacer carrera gracias al esfuerzo personal, pero también a todas mis compañeras y compañeros que tanto me enseñaron y enseñan día a día. En mis inicios fui redactora de Diario UNO, jefa de Noticias, productora de Canal 7, conductora de programas de política y ahora tengo a cargo los contenidos periodísticos de esos dos medios y también de Radio Nihuil; Canal 8 de San Juan y sanjuan8.com”, contó la licenciada en comunicación social, quien desempeña esas funciones junto a Juan Quibar.

Te puede interesar...

“Mi carrera la empecé 5 años antes trabajando en LVDiez, Canal 9 y El Sustantivo, que era un resumen de medios que se imprimía a diario. Allí no solo era periodista sino también repartía la publicación. Puedo jactarme de haber arrancado como canillita”, agregó.

Piquer destacó que en Grupo América Cuyo hay mujeres en los puestos de liderazgo de todas las áreas: la dirección de la Fundación Grupo América la ocupa Barbarita Vila; la gerencia comercial está en manos de Sabrina Salvi; la gerencia de Noticias y Producción Periodística de Radio Nihuil la ocupa Carina Scandura, quien además conduce su propio programa; en Canal 7 ese rol lo ejerce Noelia Nieto, que también es conductora del Noticiero; en Diario UNO hay tres jefas mujeres: Sara González, Natalia Sosa Abagianos y Analía Doña; y Administración, Cobranzas, Capital Humano, Control de Gestión, Operaciones y Técnica están al mando de Romina Villar, Nelly Cuello, Sol Bruno, Karina Lombardo, Gabriela Alé y Sandra Rocha, respectivamente.

En tanto, en San Juan la jefa de noticias es Yanina Urcullu y la de Administración, Lorena González.

“En la empresa en cualquier mesa donde se deciden temas sustanciales hay mujeres. No puedo dejar de mencionarlo porque me pone muy orgullosa”, dijo Piquer.

Y finalizó: "Ahora estoy en una etapa en la que también puedo destinar tiempo a seguir capacitándome. Estoy cursando un Máster en Innovación en Periodismo en la Facultad Miguel Hernández, de España. La beca la obtuve a través de Adepa y de Google News Initiative y tanto el gerente general Gustavo Carriillo, el gerente de Capital Humano, Carlos Weigandt y Juan Quibar me alientan y me acompañan para ir aprobando las materias".

La acción de la UNCuyo

En 2019, la Universidad consiguió la paridad de género. “Para nosotros es imprescindible poner luz sobre esta problemática. Por eso durante todo marzo vamos a reconocer a mujeres que ocupan cargos de poder, tanto en nuestra casa de estudios, como en la política provincial, nacional y los medios de comunicación de Mendoza”, explicaron Yamila Meljim, coordinadora general del CICUNC y Cecilia Amadeo, coordinadora de Medios de la UNCuyo, quienes llevaron el “martillo de emergencia” a Piquer, símbolo que viene acompañado de una inscripción y un recordatorio a la conquista alcanzada por la universidad durante 2019.

La campaña será visible por el sitio web oficial y redes sociales de la Universidad.

Qué es el techo de cristal

Esta metáfora, acuñada por los expertos en investigaciones sobre género, se refiere a la existencia de barreras invisibles que encuentran las mujeres a la hora de abrirse paso en su carrera profesional e ir progresando hacia puestos de mayor responsabilidad.

El origen de esta expresión se remonta a 1978 cuando la consultora laboral estadounidense Marilyn Loden argumentó en una mesa redonda que las mujeres no ascendían en el mundo laboral debido a una cultura que obstruye sus aspiraciones y no fomenta una equidad en oportunidades. Años más tarde, un artículo publicado en The Wall Street Journal en 1986 definía como glass ceiling barriers (barreras de techo de cristal) los impedimentos que encuentran las mujeres para ascender en el mundo de los negocios.

Un año después, en 1987, Ann Morrison, Ellen Van Velsor y Randall P. White definieron el techo de cristal en el estudio e: “es una barrera tan sutil que se torna transparente, pero que resulta un fuerte impedimento para que las mujeres puedan moverse dentro de las jerarquías corporativas”.