Ocurrió en Tucumán

Pelea entre rugbiers: "Mi hijo pudo haber sido Báez Sosa"

Una discusión a la salida de un after podría haber terminado en tragedia luego que un joven, que quiso separar, quedara inconsciente con lesiones en la cara

Por UNO

(Editado por Marcos Barrera) Una pelea entre rugbiers terminó con un chico de 19 años, que intentaba separar, inconsciente y con lesiones en la cara que casi le cuestan un ojo. Su mamá no pudo evitar hacer referencia al caso Fernando Báez Sosa, el adolescente que fue asesinado por un grupo de rugbiers en 2020. El hecho ocurrió en la mañana del domingo en San Pablo, Tucumán.

El violento episodio se dio en un after en una casa alquilada por los adolescentes para continuar luego de su cena de egresados en Yerba Buena.

Pelea-entre-rugbiers-en-Tucuman1.jpg

Según publicó La Gaceta de Tucumán, en un momento de la mañana un adolescente fue increpado por otro grupo y fue en ese momento que Oscar Colombres intentó mediar, ya que todos eran conocidos suyos. Pero, uno de los jóvenes le pegó una trompada y cuando cayó al piso, según testigos, al menos tres le dieron patadas en la cara.

Colombres, tiene 19 años y juega en Tucumán Rugby, por lo que identificó a cada uno de los agresores, quienes forman parte de las divisiones juveniles de Universitario.

La mamá Oscar Colombres recordó a Fernando Báez Sosa

"No entiende qué pasó. Son conocidos. Incluso al día siguiente le mandaron mensajes diciéndole 'yo no fui'. Cada vez que sale siento que puede no volver. Por una patada, mi hijo pudo haber sido Báez Sosa", dijo Sonia Ramasco Padilla, mamá del chico agredido.

"Cuando alguien está inconsciente en el piso y le siguen pegando, es tentativa de homicidio", reclamó la mamá de "Cuchu". De esta manera afirmó que su familia iniciará acciones penales y civiles en contra del grupo de adolescentes que atacó a Oscar.

"Por suerte lo tengo vivo", encontró consuelo Ramasco Padilla.

Fuente La Gaceta de Tucumán.

Temas relacionados: