Seguramente te pasó

Parejas tóxicas: qué es el breadcrumbing, por qué se hace y cómo enfrentarlo

Las parejas tóxicas son cada vez más abundantes en los tiempos que corren. Sus comportamientos reciben nombres que explican las conductas que afectan las relaciones saludables

Por UNO

Las relaciones son dificultosas en los tiempos que corren, más si son sentimentales. Los avances tecnológicos para contactar con otras personas juegan a favor muchas veces, pero gracias a ellas también han proliferado las parejas tóxicas en las que uno de los dos tienen conductas desconsideradas y hasta destructivas hacia el otro, como practicar el breadcrumbing.

El breadcrumbing es más común de lo que parece. En esta práctica, uno de los integrantes de la pareja va dejando miguitas de pan (traducción de breadcrumbing) como señales de un interés en el otro, que en realidad no existe.

Parejas tóxicas breadcrumping (2).jpg
La conducta tóxica de breadcrumbing causa confusión y dolor en la víctima de la pareja.

La conducta tóxica de breadcrumbing causa confusión y dolor en la víctima de la pareja.

Parejas tóxicas: ¿qué es el breadcrumbing?

Los expertos explican al breadcrumbing como señales o "migajas de atención" que uno de los integrantes de la pareja le deja al otro, tal como Hansel y Gretel dejaron migas de pan para que encontrar el camino.

Para que se entienda mejor: ocurre cuando una de las personas de la pareja no está interesada en que la relación crezca o se fortalezca, pero se resiste a perder la atención de su compañero o compañera y, para conservarla, escribe de vez en cuando o reclama señales de vida para no perderla.

►TE PUEDE INTERESAR: Parejas tóxicas: qué es el ghosting, por qué se hace y cómo enfrentarlo

De esta manera, quien practique el breadcrumbing, le comentará publicaciones en las redes sociales a su pareja o persona en la que supuestamente está interesada. También le dará likes a las historias (incluso con fueguitos), le escribirá por WhatsApp cada tanto o la etiquetará en las publicaciones que haga. Pero sin fines serios.

Estas y otras acciones no tienen el fin de acercarse o interesarse por la otra persona: solamente quieren no perderla y alimentan una falsa relación o dan falsas esperanzas de que la relación se produzca o crezca.

Parejas tóxicas breadcrumping.jpg
En el breadcrumbing se dejan señales de interés que en realidad no son tales.

En el breadcrumbing se dejan señales de interés que en realidad no son tales.

Este compromiso dudoso de una pareja o potencial pareja es para la víctima una experiencia dolorosa que puede dejarlos a mitad de camino entre sentirse esperanzados y desilusionados, según explica Duygu Balan, psicoterapeuta especializada en traumas y heridas de apego para el sitio CNN.

El "breadcrumbing" es una forma de manipulación, intencionada o no, en la que una persona "finge interés y actúa como si se sintiera sinceramente implicada en una relación con otra persona cuando en realidad no lo está", profundiza Monica Vermani, psicóloga clínica con sede en Canadá y autora de "A Deeper Wellness: Conquering Stress, Mood, Anxiety and Traumas".

Parejas tóxicas: ¿por qué hay personas que hacen breadcrumbing?

Claramente este comportamiento tóxico es una expresión de egoísmo e inseguridad de parte de quien lo practica. También es una muestra de miedo a la falta de compromiso, rechazo a la responsabilidad, falta de empatía y cierta mala necesidad de no perder la atención de nadie.

Según los expertos, las personas que realizan breadcrumbing pueden tener conflictos sobre lo que quieren o sentirse incómodas con la intimidad debido a su educación o -tal vez- a un trauma. Es posible que se sientan inadecuadas e incapaces de entablar relaciones sanas y auténticas.

También buscan obtener aceptación y -principalmente- control sobre los demás, sin importar el daño que causen. Incluso buscan que su víctima no pueda apostar a una relación más estable y real, basándose en las falsas esperanzas que recibe.

Parejas tóxicas: cómo enfrentar el breadcrumbing

Según Vermani, el "breadcrumbing" puede crear una enorme confusión y angustia en la persona afectada. "Con el tiempo, el objetivo es manipulado emocionalmente, engañado y faltado al respeto", añade. "Se sienten ansiosos, tristes, confusos, solos, inadecuados, abandonados, avergonzados... desesperanzados y esperanzados, enojados e indignos de amor o atención".

Como resultado, alguien puede conformarse con migajas de atención, pensando que es lo normal o lo que se merece, con lo que rebaja sus expectativas sobre las relaciones, busca repetidamente relaciones con patrones familiares y se impide a sí mismo encontrar algo mejor, dice Campbell.

parejas-toxicas-problemas-en-pareja.png
Parejas tóxicas. El breadcrumbing es una conducta muy repetida y fácil de reconocer.

Parejas tóxicas. El breadcrumbing es una conducta muy repetida y fácil de reconocer.

Si el breadcrumbing ocurre en una relación que es importante para la víctima, lo que debe hacer es confrontar a la persona. Campbell dijo: "Tienes que darles la oportunidad de corregir su comportamiento y demostrarle que fue un error y que lo harán mejor en el futuro. Así que si has expresado qué era lo que te molestaba y no cambian, entonces es cuando puedes decir: 'No voy a volver a hacer esto'" y será el momento de que la víctima se aleje, incluso por autorespeto.

Reconocer el breadcrumbing es el primer paso de la víctima, y el más importante, según los expertos. Pero después hay que identificar la raíz de por qué se está aceptando ese maltrato, lo que puede ayudar a iniciar el camino hacia la construcción de tu autoestima. Trabajar con un experto en salud mental para ello puede ser especialmente útil.

Además hay que entender que no se puede forzar una relación sana, porque si no es genuina, no es real. Hay que dejar ir el falso sentido de esperanza y terminar el contacto con la persona, ya que una reaparición puede hacer reaparecer el ciclo adictivo.

Ahora bien, si estás en el otro lado de esta ecuación y te das cuenta de que eres tú quién hace "breadcrumbing", los expertos tienen consejos similares: trabaja con un terapeuta para entender tus problemas con la intimidad y el compromiso.

Por otro lado, según Campbell, si solo estás en una fase exploratoria y sin compromiso, comunícate directamente con una pareja mejor: alguien que tampoco esté buscando nada serio y que tenga las mismas intenciones impredecibles y sin presiones que tú.u

Temas relacionados: