Diario Uno > Sociedad > Escuelas

Para la DGE, los casos en las escuelas no justifican un cierre total

Los casos que se han registrado dentro de las escuelas implican menos del 1%. Desde la DGE defienden la presencialidad y justifican un cierre total

Ante el aumento de los casos, las nuevas restricciones y el reclamo de los gremios, nuevamente la continuidad de la presencialidad en las escuelas de todo el país se puso bajo análisis. Esto aumentó con la decisión de volver a la virtualidad en el AMBA. Desde la Dirección General de Escuelas (DGE) señalaron que la cantidad de casos que se han registrado en las instituciones no justifica el cierre total de las instituciones y aseguraron que intentarán mantener a las actividades durante el mayor tiempo posible.

Graciela Orelogio, subsecretaria de Educación, indicó en diálogo con radio Nihuil que la posibilidad de retornar a la etapa de exclusiva virtualidad todavía no está en los planes. O, al menos, no se analizaba hasta que el Presidente Alberto Fernández lo anunció para el AMBA. "Vamos a tratar de mantener la presencialidad. Para que esto pase, se deben seguir cumpliendo los protocolos dentro de las escuelas de forma estricta pero también necesitamos un cumplimiento fuera de las escuelas para que los casos no se disparen", señaló la funcionaria.

Te puede interesar...

Según los números oficiales, los contagios que han obligado a aislar a determinados grupos de alumnos y docentes son menores al 1% y, por el momento, no ha provocado que las alarmas se enciendan. "A un mes y diez días de haber empezado las clases, la cantidad de casos que tenemos registrados en las escuelas son mínimos. Sobre todo si consideramos que en el trascurso de una quincena 550 mil personas pasan por las escuelas, tener menos que el 1% de casos positivos es prácticamente nada", detalló.

Sobre las suspensiones de actividades o aislamientos de burbujas, Orelogio confirmó que han sido unos 180 grupos los afectados pero aclaró que el cierre total de una institución también se debe a otros factores que no supone un contagio masivo. "Se da sobre todo en las secundarias cuando la cantidad de casos o aislados no es mucha pero implica una complicación en el normal funcionamiento. Por eso insistimos en que cerrar una secundaria no significa que exista un caos de casos", explicó.

Una de estas situaciones se conoció este martes y atañe a la escuela Normal Tomás Godoy Cruz la cual suspendió la presencialidad del 12 al 25 de abril, mientras que el nivel primario e inicial continuarán con normalidad.

"Cerrar una escuela ante algunos casos también es una medida para mantener las escuelas abiertas a futuro durante más tiempo", aseguró la profesional y agregó que parte del compromiso para que se pueda continuar con las actividades escolar tiene que venir por parte de toda la población: "Estamos mejor que en otros sectores. Los docentes y directivos están realizando un arduo trabajo para que se cumplan los protocolos y se cumplen de forma muy estricta por parte de los chicos y chicas. Si la sociedad en general cumpliera de la misma forma es probable que no tuviésemos esta cantidad de contagios".