Claudio Rodríguez, hermano de uno de los dos mendocinos muertos en el ARA San Juan en noviembre de 2017 en alta mar, tiene enormes expectativas de que el ex Presidente Mauricio Macri sea procesado, en las próximas horas, en la causa judicial por espionaje a los familiares de los fallecidos.

"El espíritu de los 44 submarinistas no permitirá que Macri zafe de todo esto", dijo.

Fernando Santilli era el segundo mendocino que integraba la tripulación de la tragedia.

Desde que comenzó este proceso judicial, el alvearense Rodríguez, hermano del submarinista Hernán Rodríguez, sostiene que no solo Macri es penalmente responsable de las maniobras de espionaje que, dijo, "hacían para saber cómo nos movíamos y que líneas de acción y reclamo íbamos a tomar".

imagen.png
El submarinista mendocino Hernán Rodríguez.

El submarinista mendocino Hernán Rodríguez.

También considera que Gustavo Arribas y Silvia Majdalani son, junto con el ex primer mandatario nacional (2015-2019) los tres responsables porque tenían injerencia directa en la operatividad de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

"Todo eso fue una locura porque la AFI está para espiar a narcos y terroristas, no a los familiares de los submarinistas muertos en el ARA San Juan" "Todo eso fue una locura porque la AFI está para espiar a narcos y terroristas, no a los familiares de los submarinistas muertos en el ARA San Juan"

Las acciones de los parientes de los 44 muertos en el ARA San Juan han sido intensas y tienen como único objetivo que los responsables políticos del espionaje y del hudimiento y explosión del submarino sean declarados culpables por la Justicia.

Tras casi 4 años de reclamos públicos e incensantes movilizaciones en sedes judiciales lograron cierto alivio hace pocas semanas cuando Macri fue imputado y llamado a indagatoria por la justicia.

El juez federal Martín Bava, cuyo despacho funciona en la localidad bonaerense de Dolores, también le prohibió la libre salida del país bajo la condición de que gestionara esa autorización en caso de necesitarla.

Cuando detectaron que les habían pinchado los teléfonos salieron a decir públicamente que la AFI los estaba espiando para saber qué pasos iban a dar en cuanto a manifestaciones y pedidos a las autoridades judiciales.

El objetivo principal, recuerdan Rodríguez y los demás parientes de las víctimas es "que se haga justicia por los 44 fallecidos. Queremos sabér qué pasó. Por qué se produjeron el hundimiento y la explosión y que los responsables políticos y operativos paguen las consecuencias".

Temas relacionados: