Movistar denunció un grave aumento en los episodios de robos de cables registrados en Mendoza (por el tema del cobre que se cotiza a valor dólar), que se incrementaron en el 73% en lo que va del año con respecto a todo 2020. La compañía presentó un reporte donde se detalló que 13.800 clientes se vieron afectados por este delito en el 2020 y que en el 2021 suman 33.500 los que sufrieron inconvenientes en el servicio de telefonía e internet. A algunos usuarios mendocinos ya les informaron que no podrán reestablecerles el servicio. Edemsa también padece esta problemática -sobre todo con los transformadores-, lo cual ya le ocasionó una pérdida de $180 millones anuales.

Hace dos años, el kilogramo de cobre se vendía entre $100 y $120 en una chacarita del Gran Mendoza. Hoy cuesta alrededor de $1.000 en ese mismo mercado.

Desde Edemsa coincidieron en que se recrudeció este tipo de delitos en la provincia, especialmente desde mayo pasado. En este caso, llevan contabilizados 370 robos, lo que arroja un promedio de unos 60 o 70 delitos por mes cuando en el 2020 eran unos 40. En su mayoría se trata de la sustracción de transformadores porque contienen mayor cantidad de cobre (cerca de 100 kilos), explicó este viernes el vocero de la distribuidora eléctrica, Renato Di Fabio, a Radio Nihuil.

Su reposición es de $800.000 cada uno (incluyendo tanto el traslado como la compra del aparato que cuesta 5.000 dólares) y el gran inconveniente que tiene la empresa es que existen pocos proveedores, por lo tanto la demora en reponer el servicio es casi inevitable. "Sin contar el grave daño ambiental que se genera al tirarlos al piso y derramando líquidos contaminantes en el suelo", dijo Di Fabio.

Edemsa ya perdió $180 millones anuales por este accionar delictivo que suele afectar más a las zonas más alejadas del núcleo urbano, especialmente el Valle de Uco, y áreas rurales de Mapú colindantes con el Este provincial, lo cual termina perjudicando a las cooperativas eléctricas y al riego agrícola.

Robo de Cables (1).jpg
El kilogramo de cobre se vende a $1.000 en las chacaritas del Gran Mendoza.

El kilogramo de cobre se vende a $1.000 en las chacaritas del Gran Mendoza.

El problema de Movistar

Desde Movistar afirmaron que el roblo de cables ocasiona serios inconvenientes a los clientes y a la sociedad en general, afectando los servicios esenciales de emergencia, salud y seguridad, además de la actividad comercial y social de las personas.

En los meses de junio, julio y agosto se produjo una marcada concentración de los robos, un delito que se registró con mayor recurrencia en las localidades de Maipú, Luján de Cuyo, Las Heras, San Martín (Palmira) y el interior de Lavalle (Costa de Araujo), San Rafael (Cuadro Nacional), Tupungato y Tunuyán (Vista Flores), afectando los servicios de telefonía básica y banda ancha.

La reincidencia de este delito motiva que, en muchas oportunidades, queden incomunicadas localidades enteras dado que los robos se producen en los cables principales que salen de las centrales.

Hasta julio quedaban en Mendoza 259.940 teléfonos fijos, según datos de Movistar, que se quedó con Telefónica.
Muchos clientes de Movistar se han quedado sin línea fija de teléfono durante varias semanas por las demoras en la reposición del cableado. En otros casos, les informaron a los clientes que no podrán reestablecer el servicio en el corto plazo.

Muchos clientes de Movistar se han quedado sin línea fija de teléfono durante varias semanas por las demoras en la reposición del cableado. En otros casos, les informaron a los clientes que no podrán reestablecer el servicio en el corto plazo.

Las cifras comparadas de 2020 contra 2021 reflejan que en junio 2020 se registraron 13 robos, contra 57 del 2021; en julio, la cifra creció de 19 a 56 y en agosto, los registros reflejan un recrudecimiento que llevó de 9 a 85 estos episodios delictivos.

La comparativa de 2020 contra 2021 muestra que el año pasado fueron repuestos en la provincia 15.393 metros de cables, mientras en lo que va de 2021, ya se llevan reemplazados 41.157 metros.

Movistar ya realizó las denuncias correspondientes ante las autoridades policiales y judiciales para evitar la reiteración de estos delitos.

La compañía tiene habilitado, durante las 24 horas del día, el servicio de llamadas gratuitas 0-800-333-3433, para que los ciudadanos puedan realizar denuncias sobre hechos delictivos en inmediaciones de los tendidos telefónicos, subterráneos o aéreos, que posibiliten evitar la incomunicación por sustracción de cables.

Temas relacionados: