Diario Uno > Sociedad > mueren en sus domicilios

Morir en casa: ¿Quién se hace cargo de los que mueren en sus domicilios?

La Unidad de Constatación de Óbitos es la que se encarga de extender los certificados de defunción en la Primera Circunscripción. A los deudos se les dificulta mucho conseguir que alguien les firme el certificado de defunción

En la zona Este la pandemia ha generado un problema para las familias que sufren el fallecimiento de uno de sus integrantes dentro de casa, o sea los que mueren en sus domicilios por problemas de salud, por más que el deceso nada tenga que ver con el Covid. A los deudos se les dificulta mucho conseguir que alguien les firme el certificado de defunción y ha ocurrido que el cadáver ha quedado por muchas horas en la vivienda, sin que la funeraria pueda retirarlo. Un forense es quien termina teniendo que hacerse cargo, por más que el deceso no tenga nada de criminal. Por esto el director del Cuerpo Médico Forense está intentando que se cree allí la Unidad de Constatación de Óbitos (UCO), una unidad que en la Primera Circunscripción funciona desde septiembre de 2020 y que ya lleva certificados 420 cadáveres en estos 8 meses, lo que implica un ahorro de 1.200 dólares por cada uno, si es que se les hubiera tenido que efectuar necropsia.

Para descartar temores desde el comienzo vale indicar que en la Primera Circunscripción "de los 420 casos, se hisopó a 10 casos sospechosos y apenas 5 dieron positivo de Covid", indicó el director del Cuerpo Médico Forense, Javier Salinas.

Te puede interesar...

Salinas fue nombrado director en 2018 y, al poco tiempo, se entrevistó con el procurador general Alejandro Gullé para proponerle crear la Unidad de Constatación de Óbitos, algo que ya funcionaba desde hacía tiempo en Córdoba y que había dado muy buen resultado para evitar necropsias innecesarias en casos de muertes no violentas pero que habían sucedido sin asistencia médica y, por lo tanto, no contaban con certificado de defunción.

El Cuerpo Médico de Mendoza realizaba en la Primera Circunscripción unas 1.300 necropsias anuales y había una importante cantidad de estas que se podían evitar, si se creaba la Unidad.

"Son muertes naturales ocurridas en en la calle, en domicilio. Muertes no violentas", explicó Salinas. Es que, en estos casos de muertes fuera de l ambiente asistencial y cuando no hay médico de cabecera que haya estado atendiendo al paciente, nadie quiere "hacerse cargo" del muerto. "El muerto puede pasar horas en el lugar, incluso en la calle, porque las ambulancias no llevan muertos". Tampoco el muerto es un tema judicial.

La UCO es conformada por médicos legistas capaces de, en un examen externo, confirmar la causa no violenta del deceso y firmar el certificado de defunción, sin necesidad de necropsia.

Después de la reunión con Gullé "me reuní en con la entonces ministra de Salud, la contadora Elisabeth Crescitelli, quien entendió el problema y sacó una resolución para crear la UCO, pero no le asignó presupuesto por lo que todo quedó perdido ahí", explicó el médico forense.

Así pasó el tiempo hasta que "con el inicio de la pandemia mucha gente moría en domicilio y los médicos no extendían los certificados por más que se tratara de fallecimientos por enfermedades terminales o patologías conocidas, porque estaban saturados de trabajo y no querían ir a los domicilios. Entonces el Cuerpo Médico Forense se empezó a sobrecargar con estos casos y decidimos volver a plantear el tema. Finalmente la actual ministra de Salud, la farmacéutica Ana María Nadal, hizo la resolución y se creó la UCO, que funciona con presupuesto de Salud, desde septiembre pasado", relató Salinas.

El director del Cuerpo Médico Forense contó que, en estos casi 8 meses la Unidad constató el fallecimiento no violento de 420 personas en domicilios particulares o vía pública. De esos, solo se hisopó a 10 por sospechas y apenas 4 o 5 dieron positivo de coronavirus".

Aumento en el Este

De las cuatro circunscripciones judiciales, solo en la Primera está creada la Unidad de Constatación de Óbitos.

En la Cuarta Circunscripción no hay mucho problema, porque el forense que actúa allí intenta cumplir también la función de la Unidad. En la Segunda tampoco hay mucho problema, "porque aún se conservan las costumbres de pueblo y ciudades más chicas, donde todos tienen médico de cabecera que puede extender el certificado".

Pero el problema es la Tercera Circunscripción, problema que se ha agravado en pandemia. "Llevamos 47 fallecidos en domicilio, muchos más que lo normal", contó Salinas.

Estas muertes, por más que no fueron violentas ni hay sospecha de criminalidad, terminaron siendo judicializadas por falta de quien firme un certificado de defunción.

"No es solo el costo que implica esto y el tiempo que significa, sino también el trastorno que le produce todo esto a la familia que acaba de perder a uno de sus integrantes".

Por esto "ya hemos hablado con la Municipalidad de San Martín, para que ver si se puede gestionar la creación de la Unidad de Constatación de Óbitos en la zona y dotarla de presupuesto".

La UCO

-Está en la órbita del Ministerio de Salud y Desarrollo Social y fue creada para que en casos de fallecimientos que se produzcan en domicilios particulares y que a simple vista no presenten características o signos de homicidio o suicidio, se certifique la muerte, y de esta manera el Cuerpo Médico Forense, dependiente del Ministerio Público Fiscal, no tenga que llevar a cabo la necropsia.

-Este tipo de organismos existen en otras provincia, por ejemplo Córdoba, desde hace más de 6 años.

-Esta unidad se creó a propuesta del actual director del CMF, Javier Salinas, con el objeto de actuar en caso de fallecimientos en hogares particulares. Es decir, si una persona fallece en su domicilio, médicos de esta unidad asisten a fin de certificar la muerte y corroborar que no haya sido un homicidio o suicidio. Si advierten cualquier signo que haga pensar en un delito, de inmediato informan y el Cuerpo Médico Forense se hace cargo.

-Se logra con esta unidad no tener que realizar necropsias en este tipo de casos. Cada necropsia posee un costo en insumos y demás recursos de U$S 1.200. Teniendo en cuenta que esta unidad lleva realizadas 420 intervenciones se ha ahorrado en necropsias 500 mil dólares, costo que sale del presupuesto del Ministerio Público Fiscal.

- El MPF realiza más de 2.000 necropsias al año en toda la provincia, evitando, con el trabajo de esta unidad, la realización de 500 necropsias por año.