El arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Colombo se refirió a cómo la Iglesia Católica afrontó las restricciones que impuso la pandemia del coronavirus y destacó que las misas televisadas de los domingos fueron una muy buena opción porque lograron que muchos fieles se conectaran y no perdieran el vínculo con esta tradicional ceremonia religiosa.

En una nota con Radio Nihuil, el máximo referente del catolicismo en Mendoza, dijo que "tuvimos un año difícil al tener que adaptarnos de urgencia a una situación desconocida. Y en eso las misas por TV fueron un potente medio de comunicación. Me he encontrado con mucha gente que me ha reconocido gracias a esa difusión. En febrero vamos a volver con este sistema".

Te puede interesar...

Hemos crecido en algunas dimensiones de valorar lo que teníamos y perdíamos, en aprovechar al máximo todas las formas posibles de comunicación y en preocuparnos más por los otros que en nuestro propio interés a pesar de que este año el miedo, el agobio y la incertidumbre muchas veces coparon la parada. Hoy la gente está volviendo a Dio con un ánimo confortado Hemos crecido en algunas dimensiones de valorar lo que teníamos y perdíamos, en aprovechar al máximo todas las formas posibles de comunicación y en preocuparnos más por los otros que en nuestro propio interés a pesar de que este año el miedo, el agobio y la incertidumbre muchas veces coparon la parada. Hoy la gente está volviendo a Dio con un ánimo confortado

A modo de mensaje navideño Colombo dijo que "con el obispo auxiliar, monseñor Mazitelli, animamos a una mirada esperanzada pero sobre todo concentrándonos en el misterio que celebramos, que es el nacimiento de Dios, que quiere hacernos fuertes para salir adelante más allá de lo dramático de este alo. El papa Francisco, en este misma línea, ha invitado a una mirada comprometida que no secuestre el espíritu de Navidad detrás del consumismo".

El escándalo de San Rafael

Monseñor Colombo fue consultado sobre lo sucedido en San Rafael por la agresión de un sacerdote al obispo del Sur. "No puedo opinar porque es otra diócesis. Sí digo que a uno le queda el dolor de ver ese tipo de escenas. El obispo se vio sorprendido durante un diálogo para esclarecer hechos anteriores que habían sido de por sí dramáticos".

Los pesares deportivos

El arzobispo de Mendoza también se dio un tiempo para hablar de fútbol. Y en ese sentido lamentó la derrota de Racing ante Boca y dijo que ni a él ni al Papa (hincha de Sanm Lorenzo) les está yendo bien con sus pasiones futboleras.