El abogado mendocino Luciano Suárez, quien representa a Marianela y Gustavo, los padres afectados por la confusión, indicó que "más allá de acciones legales, hemos pedido una medida precautoria, para que el juez ordene bajar la foto de inmediato". Además el letrado indicó que "después deberemos evaluar el daño moral de cada uno de los integrantes de la familia por el mal uso de la imagen".

Te puede interesar...

Suárez entendió que "es probable que la confusión se haya producido porque los niños pertenecieron al mismo grupo y vivían en el mismo orfanato" y aclaró que la foto errada "fue utilizada especialmente por medios de Buenos Aires. En Mendoza fueron pocos los que la usaron y la bajaron cuando se dieron cuenta del error".

Marianela, la madre mendocina de los dos hermanitos nacidos en Guinea Bissau, que hoy tienen 12 y 8 años, contó que, tanto la noticia que les llegó de Bahía Blanca y la posterior confusión con ellos, "llegó de la nada" y le produjo un fuerte impacto en la familia. "Si, a los chicos se lo tuvimos que comentar, porque fue tanto el revuelo que se armó, que tuvimos que contárselo, con toda la cautela del mundo y para que no se preocupen", dijo.

Marianela cuenta que "el martes a la tarde me entero por mi hermana que estaba circulando una foto nuestra, relacionado la imagen con el caso de esta familia de Bahía Blanca". Dice que "no lo podía creer. Desde el grupo de papás adoptantes me empezaron a llegar mensajes, preguntando que había pasado. Yo estaba en mi trabajo y me empezaron a llamar en todos lados. Nosotros no entendíamos nada. Entonces vi el titular en un medio de Buenos Aires, con nuestra foto, y el titular de habían abandonado a los chicos".

Dice que a su marido "lo contactaban los padres de al escuela y a los chicos, sus compañeritos". Luego, "nuestras familias se empezaron a mover, pidiendo que retiraran la foto"

Todavía con preocupación, aunque contado que sus hijos "ya están tranquilos, contentos y siguen con sus actividades", Marianela cuenta que "somos una familia ensamblada, nos conoce mucha gente, estamos a la vista de todos, y esto generó mucha angustia".

La mujer cuenta que son varias familias argentinas las que realizaron estas adopciones en Guinea Bissau y que se mantienen en contacto entre ellas. Pero cuenta que, con la pareja que protagonizó la noticia en Bahía Blanca, "se ha perdido contacto".

Pese a todo aclara que "no sabemos exactamente que pasó. Todos los padres estamos tratando de ponernos en contacto con ellos. Aparentemente las cosas no son tal cual se cuentan en las noticias y sabemos que la familia había intentado explicar lo que estaban pasando", ya que, según una versión la pareja se había quedado desempleada y habría intentado poner al tanto de la situación a la Justicia.

Dice que los padres adoptantes "estamos esperando que ellos nos cuenten, hagan su descargo, den su versión de lo ocurrido".

Pero, lo más importante, es que con respeto a los mellizos de 6 años que quedaron sin sus padres adoptivos, dijo que "estamos reuniendo todos los documentos del grupo y haciendo una petición para que esos niños no ingresen al sistema de adopción y sean puestos en guarda provisoria de una mamá del grupo, que ya tiene una niña africana adoptada, o el de una mamá que tiene adoptados trillizos".

Finalmente, para aclarar otra confusión en algunas notas publicadas sobre el caso, Marianela subrayó que todos los tramites de adopción, la salida de Guinea y el ingreso a la Argentina y demás trámites de todas las familias adoptantes, "se han realizado perfectamente, en forma completamente legal. El orfanato donde vivían estos niños es muy prestigioso. Cada familia tiene todos los papeles en regla" y acotó que "mis hijos tienen sus DNI y son argentinos por opción".