La inseguridad en Mendoza, en particular en los barrios humildes, llega a niveles de salvajismo e impunidad que espantan. Escuchar el doloroso relato de los amigos del joven de Luciano González sobre cómo fue ultimado en una fiesta en el lasherino barrio Bonfanti, donde llegaron matones queriendo entrar a la fuerza, y que a la postre lo apuñalaron sádicamente, da terror, pero a su vez provoca la reacción de la sociedad, que quiere que este tipo de crímenes no queden impunes y se visibilicen. Para ello, los compañeros de murga del infortunado estudiante de 21 años han organizado una marcha pidiendo justicia, convocada para este próximo jueves 21 de octubre, a las 18, que irá desde el lugar donde murió Luciano, Unión Vecinal del mencionado barrio, en las calles San Juan y Tomás Guido, hasta la Comisaría 36°, de El Plumerillo, en Las Heras.

Quien ofició de vocera de los organizadores de la movilización que pide justicia y visibilidad del caso Luciano González, es su compañera de murga, Natalia Villalobos, quien relató con mucha claridad y dolor cómo sucedió el sádico asesinato, e invitó a los vecinos de esa zona de El Plumerillo a sumarse, para buscar ponerle fin a este tipo de situaciones, ya recurrentes cada fin de semana, y que tiene como víctimas a la gente honesta y trabajadora del lugar.

luciano-gonzalez-afiche.jpg

"Luciano González tenía 21 años, era amante de la murga, y estaba terminando la secundaria en la escuela especial. El viernes 15 había un festejo en el barrio (Bonfanti), el cumpleaños de 18 del primo de Luciano. Cerca de las 5.00 llegó un par de personas que intentaron entrar a la fuerza a la fiesta. No se los dejó, y comenzó la violencia. Empezó a salir gente y hubo tiros al aire y corridas", relató Natalia, según los testimonios de sus amigos. Luego agregó: "En eso perdieron de vista a Luciano hasta que lo encuentra su hermana a una cuadra del lugar en el piso apuñalado. Él había intentado calmar la situación y como consecuencia de eso lo mataron".

Muy conmovida por el asesinato a sangre fría, y sobre todo el sadismo con que se efectuó, Villalobos reflexionó: "Fue una muerte muy cruel, lo apuñalaron en los testículos, en las nalgas, las costillas; y la puñalada que lo mató fue en el corazón. Lo trasladaron al (hospital) Carrillo, que es el más cercano, y por la gravedad los derivaron al Central. Allí murió a las 7 de la mañana", recordó consternada.

Temor a que quede impune el cruel asesinato

"El que está acusado de haber sido el ejecutor es un menor de 17 años, por lo que la fiscal Ríos derivó la causa a la Fiscalía de Menores. El tema es que al ser menor el asesino, no haber cámaras, y no haber pruebas, está todo muy complejo", señaló con preocupación Natalia.

"Queremos que se visualice el caso, que la sociedad sepa qué paso, y sobre todo, que se haga justicia. Esto ha sido algo tremendo, y es una realidad que viven los pibes y pibas del barrio. Es tremendo que le arrebaten así la vida, con total impunidad a una persona, una falta de respeto hacia la vida" "Queremos que se visualice el caso, que la sociedad sepa qué paso, y sobre todo, que se haga justicia. Esto ha sido algo tremendo, y es una realidad que viven los pibes y pibas del barrio. Es tremendo que le arrebaten así la vida, con total impunidad a una persona, una falta de respeto hacia la vida"

"Luciano era una persona muy querida, no porque no esté, sino porque realmente lo era, y su pérdida generó mucho dolor entre las personas que lo conocíamos. Era compañero de una murga, lo conocimos cuando tenía 15 años, cursaba el último año en una escuela de educación integral en Las Heras, que este lunes le realizó un acto de homenaje", detalló Natalia sobre su amigo.

Movilizados por el dolor, y un sentimiento de justicia, la joven Villalobos justificó la intención de la marcha: "Noticias como la muerte de Luciano ya son recurrentes todos los días en los diarios, y nosotros desde la murga lo sabemos, para eso trabajamos, para darle contención a los pibes del barrio, es un tema que no nos es ajenos. Además, por eso nos vamos a movilizar, ya que hasta la misma policía le dijo a la familia de Luciano que hagan marchas para que no quede archivado el caso", explicó preocupada Natalia.

Finalmente, Villalobos hizo la invitación a los mendocinos todos: "El jueves marcharemos desde donde lo velamos, la canchita donde también ensaya la murga, que irónicamente es el lugar donde le festejamos los 18 años a Luciano, en la esquina de San Juan y Tomás Guido, y vamos a ir hasta la Comisaría 36° de Las Heras y hemos convocado desde las 18 a las diferentes murgas y a toda la gente que quiera acompañarnos", concluyó.