Diario Uno Sociedad UNCUYO
Educación y pandemia

Los colegios de la UNCuyo vuelven a la presencialidad total

A través de una resolución, la UNCuyo anunció que en los próximos días volverán los colegios que dependen de ella

Por UNO

Las escuelas dependientes de la Universidad Nacional de Cuyo volverán a la presencialidad total desde el 1 de septiembre. Así lo informaron desde la UNCuyo.

La medida abarca, en lo inmediato, a los alumnos del nivel inicial y del primer, segundo y tercer ciclo de la escuela Carmen Vera Arenas, dependiente de la Facultad de Educación. Y también a los colegios secundarios dependientes de la Secretaría Académica: Escuela de Comercio Martín Zapata, Colegio Universitario Central, Escuela de Agricultura de General Alvear, Escuela del Magisterio y Departamento de Aplicación Docente. Estos, en sintonía con lo que ocurre en la provincia, tenían hasta ahora clases alternando presencialidad y la virtualidad, distribuidos en dos burbujas.

Seguir leyendo

En el caso del Liceo Agrícola y Enológico, se delega en la Dirección General de Educación Secundaria (DiGES), en conjunto con las autoridades del establecimiento, las facultades pertinentes para desarrollar y establecer un cronograma de mayor presencialidad hasta obtener el 100%, conforme a la evolución de su situación edilicia.

En la resolución firmada por el rector Daniel Pizzi -ad referéndum del Consejo Superior- se contempla también que la DiGES dispondrá de todas las facultades que sean necesarias para efectuar el control y seguimiento de los casos que puedan presentarse en los Colegios bajo su jurisdicción. Como así también, proceder a las convocatorias del personal respectivo y de alumnas y alumnos para efectuar actividades presenciales aúlicas bajo la modalidad presencialidad total y plena, con distanciamiento cuidado e inteligente.

Medidas sanitarias

En la normativa de la UNCuyo se mencionan las medidas sanitarias a cumplir. Estas son: uso permanente de tapabocas, higiene frecuente en las manos, ventilación adecuada, determinación de la mayor distancia posible entre bancos de los cursos o aulas que posibiliten una distancia mínima prudencial y con una organización de los estudiantes en grupos y su asignación de manera tal que los agrupamientos más numerosos ocupen las aulas más grandes, lo que permitirá mantener la mayor distancia posible, sanitización del aula y de los espacios comunes.

Por último, establece que las situaciones no previstas en los Protocolos aplicables serán debatidos en los ámbitos paritarios Docentes y Nodocentes de esta Universidad, de acuerdo con las circunstancias especiales que ameriten su convocatoria.